viernes, 6 de noviembre de 2015

Pensar como un economista!!



      En este post que hemos titulado, “Pensar como un economista”, pretendemos hacer un ejercicio de las TIC’s para el alumnado de 1º de Bachillerato de Economía del I.E.S. “Levante”, de Algeciras, y en él, vamos a hablar sobre varios conceptos de la asignatura de Economía de 1º de Bachillerato, como la definición de Economía, el pensamiento económico, sus diferentes perspectivas y también, sobre la macroeconomía y la microeconomía.

La Economía es una ciencia…
      Se dice que la economía es la más vieja de las artes y la más joven de las ciencias. Desde los albores de la humanidad las personas se han enfrentado al problema fundamental de la escasez de recursos en comparación a sus necesidades y, por tanto, han tenido que tomar decisiones económicas, dando prioridad a unos bienes sobre otros. Sin embargo, como ciencia, la economía no nació hasta el Siglo XVIII de la mano de Adam Smith, primer autor que estudió la actividad económica aplicando el método científico. 


      La Economía es una ciencia social porque se ocupa del estudio de los seres humanos, su naturaleza, sus actividades, sus instituciones y su comportamiento. En contraposición, las ciencias naturales se ocupan del estudio del mundo físico. Esta diferencia en su objeto de estudio tiene importantes consecuencias en la metodología de ambos tipos de ciencia:
Las ciencias sociales tienen serias dificultades para la experimentación, dada la imposibilidad, en muchas ocasiones, de reproducir un fenómeno social concreto. El ser humano y sus relaciones sociales es complejo, variable y difícil de estudiar, y en ocasiones impredecible en su comportamiento.Las ciencias naturales, sin embargo, pueden llevar a cabo experimentos controlando las condiciones del fenómeno estudiado en un laboratorio. Esta es la razón por la que a las primeras se les denomina también ciencias "no experimentales" y a las segundas "experimentales".



  Los seres humanos, y los economistas también, están influidos por sus circunstancias personales, sociales y culturales, por lo que a veces es difícil ser objetivo y liberarse de los prejuicios.



        En el caso de la Economía existe una dificultad adicional, que surge como consecuencia de la propia naturaleza de su objeto de estudio a escala social: la distribución de los recursos escasos en la sociedad, terreno abonado para el conflicto de intereses sociales, que se traduce en un fuerte componente ideológico de la ciencia económica. De hecho, inicialmente se le llamó Economía Política, pasando más tarde a denominarse Economía o Teoría Económica, eliminando el importante componente político.



        La aplicación del método científico a las ciencias sociales, en particular a la Economía, no garantiza un resultado objetivo y único, sino diferentes teorías que son el producto de las ideas preconcebidas y las posiciones políticas de los distintos investigadores. No es de extrañar, por tanto, que ante un mismo problema económico, se alcen diversas voces reclamando medidas diferentes, y a veces contrarias, para su resolución.


      La Economía se relaciona con el resto de ciencias sociales, como la Filosofía, la Historia, la Política, la Psicología, la Sociología o el Derecho. Pero, a diferencia de éstas, utiliza como herramienta las matemáticas, lo que le añade una cierta dificultad procedimental. Esta combinación de saberes la expresó el economista J.M. Keynes de esta manera:

El pensamiento económico

      Adam Smith, filósofo escocés, es considerado el padre de la Economía por ser el primero que estudió la actividad económica y el funcionamiento de los mercados de manera rigurosa, aplicando el método científico. Los resultados de sus estudios se publicaron en 1776 con el título de La Riqueza de las Naciones. Se le considera también el padre del liberalismo económico debido a su análisis y defensa del comercio libre y la no intervención del Estado en la economía.


      Desde entonces la ciencia económica se ha desarrollado por distintas sendas, adoptando diferentes enfoques. El pensamiento económico tras A. Smith ha sido fecundo, destacando otros dos economistas que como él crearon escuela.


K. Marx (1818-1883)


      Karl Marx, filósofo alemán que analizó el capitalismo desde la perspectiva de la justicia social, centrándose en el mecanismo explotador de los trabajadores por parte de los capitalistas y en las contradicciones internas del propio sistema económico, que le llevarían a su colapso. 



     Su obra cumbre, El Capital, se publicó en 1867 y, junto con Engels, fundó el llamado "socialismo científico" del que derivaron los movimientos socialista y comunista.


J. M. Keynes (1883-1946)

     John M. Keynes, economista inglés que sentó las bases de la macroeconomía, o estudio 
 de la economía a nivel nacional. Analizó los efectos de la intervención estatal, a través de la política económica, sobre el crecimiento económico de un país y, por tanto, sobre el nivel de empleo y de inflación. Su obra más importante, La Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero, se publicó en 1936, y tuvo una gran influencia en la social-democracia tras la segunda guerra mundial.


    Si bien el pensamiento económico, como se ha dicho, ha sido fecundo y variado, las escuelas más importantes se pueden sintetizar como muestra el siguiente esquema:



La racionalidad y el equilibrio económico.


     La racionalidad económica consiste en seleccionar entre diferentes alternativas. Esta selección o selecciones se refieren a objetos económicos (necesidades-recursos) y su orden se basa en estimaciones de valor y coste. Cada sistema económico estima valores y costes, por lo que cada sistema económico tiene una.

Tipos de racionalidades



Racionalidad natural: aquí son las leyes naturales y físicas las que “toman decisiones” seleccionando individuos de especies biológicas después de la actuación de éstos.

Racionalidad instintiva: es este sistema el individuo toma inconscientemente decisiones en función de informaciones que se han almacenado involuntariamente en su cerebro en forma de saber. Esta racionalidad también es propia de los animales.

Racionalidad tradicional: las decisiones las toman los individuos basándose en las estimaciones de coste y valor.

Racionalidad política: según estimaciones de coste y valor basadas en cálculos articulados expresables en términos de derechos los individuos toman sus decisiones.

Racionalidad financiera: de esta manera los individuos toman sus decisiones en base a estimaciones de coste y valor basadas en cálculos formales expresados en términos monetarios.

  Las diversas racionalidades se apoyan unas en otras. Sin embargo, conviven simultáneamente  de forma independiente en todos los individuos. Todos los individuo son diferentes y en base a su cultura, tradición, grado de conocimientos y diversos factores se adoptan diferentes tipos de racionalidades.

       Por eso, actualmente los seres humanos actuales dudamos sobre qué decisión debemos (o nos conviene) adoptar.

    La racionalidad económica forma parte de la base de la teoría económica aunado al funcionamiento lógico de una empresa, en la cual el empresario tiene como objetivo maximizar las utilidades mediante la mejor utilización de factores y recursos productivos.

Teoría de la elección racional



       Enfoque teórico usado en ciencias políticas que interpreta los fenómenos políticos a partir de supuestos básicos derivados de principios de la economía: el comportamiento de los individuos en el sistema político es similar al de los agentes en el mercado, su objetivo es maximizar su utilidad o beneficio  reducir sus costos.

       Los individuos tienden a preferir más de lo bueno y menos de lo que les cause un mal. Esta racionalidad esta relacionada con una cierta intuición que lleva a los individuos a optimizar y mejorar sus condiciones.

       El individuo es la unidad de análisis de esta teoría ya que se asume que todo individuo tiene un interés personal, y por ende, todos los individuos son egoístas.

      Todo individuo tiene la libertad de elegir sus gustos y preferencias, independientemente de la complejidad de la elección que deba tomar. Aunque estos supuestos no son necesariamente ciertos, de esta manera podemos explicar el comportamiento observado en un agregado, como un mercado.


Equilibrio económico



      El de equilibrio es un concepto fundamental en economía. Una situación de equilibrio es una situación estable u óptima, porque en ella la empresa opera con el menor coste posible u obtiene el máximo beneficio, o la asignación de los recursos económicos en una economía nacional se ha hecho de tal modo que no es posible aumentar el grado de satisfacción o utilidad de un individuo si no es a costa de reducir el bienestar de otro individuo al menos, que es la situación a la que según el economista italo-suizo Vilfredo Pareto conduce el mero funcionamiento de un mercado competitivo, y a la cual dicho economista denominó máximo de ofeUnidad. Una empresa se halla en equilibrio por el lado   del producto cuando su coste marginal es igual al precio, y por el lado de los factores cuando se verifica la ley de la igualdad de las productividades marginales ponderadas. 

     El consumidor se halla en equilibrio cuando distribuye su renta o presupuesto de gastos entre los diferentes bienes de tal modo que le proporciona la máxima utilidad o satisfacción. Ello ocurre cuando se verifica la ley de la igualdad de las utilidades marginales ponderadas: la última unidad monetaria gastada en cada bien incrementa en la misma cuantía el índice de utilidad

     Situación en la cual los sujetos de la economía carecen de incentivos para alterar los niveles actuales de las variables económicas. Equilibrium. 




1.- Desde principios del siglo XIX los economistas dedicaron gran parte de sus investigaciones a la descripción y explicación del equilibrio económico. El teórico marginalista Léon Walras (1834-1910) y su discípulo Vilfredo Pareto (1848-1923) realizaron un análisis basado en una interdependencia general de los mercados (de productos y de servicios productores). Para ambos autores, la idea del equilibrio se funda en esta determinación mutua de los valores económicos. 

2.- Esta demostración supone un estado de competencia perfecta. Además, se niega a tomar en consideración el factor monetario (cuyo papel, después de Walras, es secundario). Los autores clásicos no concedieron al mercado de trabajo más importancia que a otro, suponiendo que los ajustes pudieran realizarse mediante las fluctuaciones de salarios. El alto nivel de abstracción utilizado por Walras y Pareto los alejó de la realidad y tomó su argumentación cada vez menos adaptada a la evolución económica.




3.- John Maynard Keynes (1883-1946) renovó la teoría del equilibrio al adoptar un camino más concreto e introducir en sus investigaciones el factor "comportamiento humano". Esclareció los aspectos específicos que se refieren a la noción de empleo. Demostró que la moneda es activa y que influye en otras variables. Su teoría del multiplicador destruyó la concepción clásica que consideraba la reacción igual a la acción. Por último, al afirmar que un análisis de este tipo debía integrar el "factor tiempo", Keynes rechazaba la idea de un equilibrio espontáneo.

4.- Keynes acepta, sin embargo, la idea de un equilibrio final (especialmente entre inversión y ahorro). Según él, este equilibrio no depende del tipo de interés, sino de los ingresos. También considera que el problema principal no reside en el equilibrio en sí, sino en el equilibrio deseable. A partir de Keynes, este equilibrio debe establecerse a nivel de pleno empleo; es decir, por el rápido desarrollo de la inversión, el cual condiciona el ahorro.

 5.- Los autores poskeynesianos han completado y precisado esta nueva concepción del equilibrio. Muchos consagraron al equilibrio lo esencial de sus trabajos (entre los cuales se cuentan numerosos premios Nobel de economía), pero la noción de equilibrio que elaboraron no es del todo satisfactoria. Nuevas generaciones de investigadores consideran que esta concepción es excesivamente neutra para poder explicar los procesoreales.

6.- Según estos autores, la realidad económica concreta exige unir la noción de equilibrio con la de elección política, a fin de asignarle un verdadero significado. A partir de estos economistas, fue necesario integrar en la reflexión los conflictos y las tensiones entre agentes o entidades económicas de distinto tipo, y dejar de considerar las variables constitutivas del equilibrio tradicional como homogéneas. Los problemas cualitativos adquieren renovada importancia. Así, la noción del pleno empleo es insuficiente si no coincide con la de mejor empleo.


Microeconomía y Macroeconomía



La ciencia económica se divide en dos grandes áreas que facilitan su estudio:

1. Microeconomía: se ocupa del estudio de los agentes económicos individuales y su interacción a traves de los mercados, así como la configuración estructural de éstos.

2. Macroeconomía: estudia la organización económica a nivel agregado o nacional, prestando especial atención a la intervención del Estado a través de la política económica.

    La división mas usual de la economía es aquella que separa la macroeconomía de la microeconomía. La distinción entre macro y micro fue introducida en 1933 por el noruego Ragnar Frisch. El origen de los vocablos ya nos dice mucho sobre su significado. En sus raíces griegas, macro significa grande y micro pequeño.

La Macroeconomía 



     La macroeconomía estudia el comportamiento de variables económicas agregadas, es decir, aquellas variables que se forman con otras variables. Por ejemplo, la producción agregada de un país se forma con la producción de todas las empresas, familias, individuos y el sector público de ese país. Otras variables usuales en el estudio macroeconómico son la inflación y el desempleo. Se considera a John Maynard Keynes como el mayor contribuyente al análisis macroeconómico.

Microeconomía


    La microeconomía, en cambio, estudia el comportamiento de unidades económicas individuales, como pueden ser individuos, familias, empresas y los mercados en los cuales ellos operan. Por esto que también se la suele definir como la ciencia que estudia la asignación de los recursos escasos entre finalidades alternativas. La teoría microeconómica utiliza modelos formales que intentan explicar y predecir, utilizando supuestos simplificadores, el comportamiento de los consumidores y productores. En general el análisis microeconómico se asocia con la teoría de precios y sus derivaciones. Se considera que el mayor contribuyente al análisis microeconómico ha sido Marshall.

¿Es la macroeconomía una rama de la microeconomía?



    De lo dicho arriba surge que se podría explicar el comportamiento de las variables agregadas, explicando el comportamiento de las unidades económicas individuales y luego realizando un proceso de agregación. Ésta es una consideración que tiene validez teórica, pero imposible de llevar a la práctica, dada la enorme cantidad de variables, individuos y mercados que operan en la realidad. Dada la complejidad de la disciplina, la labor de la macroeconomía es encontrar el modo de simplificar, con el fin de poder explicar la conducta de las variables agregadas, por ejemplo, en lugar de estudiar cada mercado de cada uno de los bienes existentes, recurren al supuesto de que sólo hay un bien, con una única curva de demanda y una única curva de oferta, que se comercializa en un mercado.
        
        Confiamos que, con este post, haber puesto algo más de luz en el tema que hoy explicamos y con respecto a la asignatura de Economía de 1º de Bachillerato. Ahora, le toca al alumnado, colaborar con este ejercicio. Leedlo y os deseo un buen trabajo en equipo.   






Fuentes:
1º Bachillerato Economía Lomce 2015.
Apuntes Economía 1º Bachillerato. I.P.A.


Publicar un comentario