jueves, 7 de marzo de 2019

Sobre el Producto Nacional y las Principales Macromagnitudes.!!!

  
       Como parte de los ejercicios de las TIC,s en la clase de 1º de Bachillerato de la asignatura de Economía, vamos a hablar, en este caso,  de una parte del tema 5 de esta asignatura que lleva por título, “Sobre el Producto Nacional y las Principales Macromagnitudes”.  Una de las partes más importantes a tener en cuenta en la Economía de un país. Y por ello, intentaremos en este post, explicando los conceptos del Producto Nacional, sus componentes y las Macromagnitudes, conceptos muy importantes para el examen del jueves que viene.


1)             EL PRODUCTO NACIONAL.


   El Producto Nacional (PN) es una medida de la actividad productiva total de una economía. Es un indicador cuyos movimientos en el tiempo pretenden reflejar el grado de éxito alcanzado por una sociedad en su esfuerzo por satisfacer sus múltiples necesidades a partir de unos recursos materiales limitados en cuantía.

   De este modo, el PN de un país se puede definir como el valor total de la corriente de bienes y servicios finales generados en su economía durante un período de tiempo determinado. Al señalar que es una corriente, se está resaltando la idea de actividad o flujo (opuesto a fondo o stock), ya que registra lo que el trabajo y los medios de producción han generado en el período de referencia.

   La insistencia en que sean bienes y servicios finales es para evitar la doble contabilización al calcular el Producto Nacional de una economía, es decir, si se contabiliza, por ejemplo, la producción de pan como parte del PN, no podremos contabilizar también la harina que se empleó para fabricarlo ni el trigo del que se obtuvo esa harina. En la práctica, la doble contabilización se evita utilizando el valor añadido. En cada etapa de la elaboración de un bien, sólo se tiene en cuenta como parte del PN el valor añadido al bien en esa etapa; no se contabiliza el valor de las mercancías.

a.      Medición y Componentes




   El indicador que nos muestra la cantidad de bienes y servicios finales generados con los factores de producción (tierra, trabajo y capital) de un país y un periodo de tiempo dado, aunque estos factores se encuentren fuera de dicho país, es el que se denomina Producto Nacional Bruto (PNB) .


    La diferencia, por tanto, con el PIB es que éste último tiene en cuenta la producción generada dentro de un mismo país, independientemente de si se han utilizado para ello factores de producción nacionales o extranjeros.

¿Cómo se calcula el PNB?


   Para obtener el cálculo de este indicador, hemos de partir de la fórmula del PIB ya que ésta también mide la riqueza generada dentro de un país con la diferencia de que, tal como hemos comentado, no tiene en cuenta si esos factores de producción son propiedad de nacionales o de extranjeros. Esta diferencia es la clave para diferenciar entre las dos fórmulas.

    Para el cálculo del PNB, habrá que añadir al PIB las rentas que los residentes nacionales consiguen en el extranjero (RRN) y se habrán de restar las rentas obtenidas por los residentes extranjeros dentro del país que estamos analizando (RRE). Quedará del siguiente modo:

PNB: PIB + RRN – RRE

    Por tanto, el PIB será mayor que el PNB en los países con mucha presencia de capital extranjero (en estos casos RRE aumentará). Y al contrario en los países donde las inversiones en el extranjero sean altas. En estos casos será mayor el PNB que el PIB, ya que la RRN aumentará.

     Además, en una economía cerrada el PIB coincidirá con el PNB ya que no hay movimiento de rentas entre nacionales y extranjeros. Sin embargo, en una economía abierta las dos medidas van a ser diferentes debido a que parte de la producción generada en el país será propiedad de extranjeros que han invertido allí, y de igual modo, habrá nacionales que tengan sus factores de producción en países extranjeros.

Ejemplo de Producto Nacional Bruto (PNB)

   Imaginemos una empresa estadounidense que construye una fábrica de camisetas en Vietnam:

    En este caso, lo que produzca esta fábrica será contabilizado en el PNB de EEUU pero no en el PNB de Vietnam, ya que aunque éste último sea el lugar de producción, la empresa es estadounidense. En cambio, la producción de esta fabrica si se contabilizará dentro del PIB de Vietnam, pero no dentro del PIB de EEUU.

b.    La Oferta agregada y el equilibrio macroeconómico.



La Oferta Agregada (OA) 

    Describe la producción que estarían dispuestas a vender las compañías dado un nivel medio de precios, unos determinados costes y unas expectativas empresariales.



     En general, las organizaciones desearán vender todo lo que producen a los precios más elevados posibles. Sin embargo, tanto los costes de producción como las expectativas empresariales juegan un papel importante en este contexto.

 Estos tres factores mencionados son condicionantes en clave macroeconómica y, por tanto, es importante saber a qué nos estamos refiriendo con cada uno de ellos:

– El nivel medio de precios: cuando los precios suben, los beneficios tenderán a aumentar; y, efectivamente, ocurrirá lo contrario cuando los precios disminuyan. Esta variable -el nivel de precios- es la que más afecta al comportamiento de la oferta agregada y, debido a ello, estudiar cuál es el precio adecuado se convierte en una tarea esencial en las empresas.

– Los costes de producción: son la suma del coste de los factores de producción y del coste de la combinación de estos factores, esto es, del coste de la tecnología empleada. Es decir, al aumentar el precio de los recursos empleados o de la tecnología, los beneficios empresariales tienden a disminuir y, en consecuencia, la oferta agregada se reduce. Del mismo modo, cuando estos costes de producción disminuyen, el efecto es justo el contrario.

– Las expectativas empresariales: la oferta agregada también depende de las proyecciones que se realizan sobre una economía, lo cual a su vez condiciona los objetivos empresariales. Por ejemplo, cuando la coyuntura económica es favorable en un país, las distintas firmas aumentan su inversión; igualmente, ante una crisis económica o conflictos políticos y sociales, la confianza de las organizaciones se reduce y con ello disminuye la oferta agregada.

     Así pues, se puede afirmar que la oferta agregada establece la relación entre el conjunto de bienes y de servicios que el conjunto que se analiza está dispuesto a vender a un precio determinado. Pero dado que los precios son rígidos -no varían- en el corto plazo y flexibles en el largo plazo -pueden modificarse-, la oferta agregada depende del horizonte temporal que se maneje. Por este motivo se habla de oferta agregada a corto plazo y de oferta agregada a largo plazo.




    Las variaciones de la oferta agregada -junto con las de la demanda agregada- son las responsables de las fluctuaciones económicas. Es ante éstas cuando las políticas económicas propias de cada país tratan de aplicar las medidas necesarias para restablecer las situaciones de equilibrio y recuperar las tasas naturales de producción, precio y empleo. Y es en  estos estudios de mercado cuando el análisis de la curva de la oferta agregada -y la de la demanda agregada- resulta determinante.

  Bajo este punto de mira, viene bien recordar que la curva de la oferta agregada muestra las distintas cantidades de producción que los agentes económicos están dispuestos a adquirir a cada nivel de precios. En otras palabras, el gráfico recoge la relación existente entre el nivel de producción ofrecido por las empresas y el nivel de precios.

El equilibrio macroeconómico 





   Es un concepto propio de la macroeconomía en el que el mercado presenta una igualdad entre la demanda agregada y la oferta agregada en un mismo sistema económico.


   Por definición, la existencia de un equilibrio económico se traduce en que la producción llevada a cabo por una economía es demandada conjuntamente por la totalidad de agentes económicos existentes en la misma (tanto de carácter privado como público).

   Este concepto es traducible en que la oferta agregada es representada por la producción de un país por medio de su PIB, mientras que la demanda agregada cuenta con el conjunto de consumo público y privado, la inversión de la economía y las exportaciones líquidas (es decir, exportaciones menos importaciones).


Producción = Consumo Privado + Consumo Público (Gasto público) + Inversión + Exportaciones Liquidas

  La consecución de situaciones de equilibrio en el nivel de los agregados monetarios se traduce habitualmente en periodos de prosperidad económica o crecimiento. Cuando existe desigualdad surgen diferentes consecuencias en la vida económica, en especial déficits.

   El equilibrio macroeconómico es estudiado y representado gráficamente por medio del modelo OA-DA, que analiza el comportamiento de oferta y demanda agregada de una economía y su interacción.

Tipos de equilibrio macroeconómico




A corto plazo: DA = OA, ocurre cuando la cantidad demandada de PIB real es igual a la cantidad ofrecida de éste; es decir,en la intersección de la curva de demanda agregada (DA) y la curva de oferta agregada de corto plazo (OAC).

A largo plazo: sucede cuando la oferta agregada no refleja la producción real sino otra potencial o de largo plazo. En este caso producción potencial y demanda agregada son las variables que determinan el nivel de precios, que repercute por lo tanto en la tasa de salario nominal.

Representación gráfica del equilibrio macroeconómico

   Al igual que ocurre en el caso del equilibrio de un mercado, es posible representar oferta y demanda para estudiar su comportamiento e interacción común, teniendo en cuenta precios y cantidades de ambas.
Las variables a observar en el equilibrio macroeconómico y que lo condicionan son el nivel general de precios y el PIB real observado. Su interacción refleja el punto de equilibrio.

   Cualquier cambio registrado en las variables que componen tanto oferta como demanda agregadas, que no sea el nivel de precios, suele tener como efecto desplazamientos en las funciones y el surgimiento de nuevos puntos de equilibrio.

   Estos cambios pueden ser periodos de sequía en la producción agrícola, la cantidad de dinero existente en la economía, decisiones de gasto público por parte de las instituciones, conflictos políticos o bélicos, mejoras tecnológicas, expectativas económicas de futuro, alteraciones en el precio de combustibles o la preferencia de los habitantes por el ahorro frente al consumo, entre muchos otros.

c.    Magnitudes nominales y magnitudes reales.


    Todas las magnitudes económicas pueden ser expresadas en términos reales o nominales, es importante conocer la diferencia para que no nos engañen al dar una noticia. Para explicarlo se va a seguir el ejemplo de la diferencia de incremento del PIB nominal o real.

   Cuando se habla en términos reales, se refiere a precios del año base. Es decir, se fija un año determinado como referencia y se toman los precios del año base de los productos a estudiar. De esta forma se excluye en los estudios el efecto de la inflación. El proceso para convertir un valor nominal a términos reales se denomina precisamente ajuste por inflación. Y gracias a este ajuste, los valores reales son una excelente medida del poder adquisitivo neto, sin importar los cambios de precios a lo largo del tiempo.

    Al hablar en términos nominales, por el contrario, el valor de los productos es en precios actuales, es decir, teniendo en cuenta los precios que hay en el momento del estudio en el mercado, por lo que incluimos la inflación o perdida de capacidad de compra de la moneda.

   Esto es de gran importancia ya que si en las noticias oímos que la economía está creciendo, dado que el PIB (Valor monetario de los productos o servicios finales vendidos por un país) crece al 2% debemos preguntarnos: ¿Es un dato real o nominal?

Real = nominal – inflación

   Si es un dato nominal, la cantidad que ha crecido la economía en unidades monetarias incluye tanto el incremento de la cantidad de productos vendidos como el incremento de sus precios.

    Si un dato es real, estará excluido el aumento de precios, dado que se valora todo a precios del año tomado como base, por lo tanto, sólo estaremos haciendo referencia a la cantidad de unidades finales vendidas, sin tener en cuenta la variación de precios. De ahí que se llame real, dado que observamos el crecimiento físico en si.

   Luego debemos entender que si la economía crece a un 2% en términos nominales, pero a su vez los precios aumentan un 3%, en realidad la economía esta decreciendo un 1%. En el país se venden menos productos finales a un precio más caro, por lo que en realidad hay un retroceso y las personas son capaces de comprar menos cosas con la misma cantidad de dinero.

   Así que lo dicho, mucho cuidado al oír en las noticias un dato económico como el PIB, si no nos dicen si es un dato real o nominal, ¡no nos dicen nada!


2) PRINCIPALES MACROMAGNITUDES.





     La definición de las macro-magnitudes económicas y su forma de cálculo fueron estandarizadas internacionalmente en la década de 1950. Desde entonces han rebasado el campo de los especialistas y han pasado a formar parte del vocabulario del hombre de la calle. En este tema se explicará al alumno la diferencia (y la similaridad) existente entre conceptos tales como el Producto Interior Bruto, Producto Nacional Neto o Renta Nacional.



EL PRODUCTO NACIONAL:



   Se define como el valor de todos los bienes y servicios producidos, únicamente, por los nacionales de un país durante un tiempo determinado, generalmente un año. Se excluye a los extranjeros trabajando en el país y se incluye a los nacionales trabajando en el extranjero


EL PRODUCTO INTERNO BRUTO (PIB):  






    Es el valor monetario total de la producción corriente de bienes y servicios de un país durante un período (normalmente es un trimestre o un año). El PIB es una magnitud de flujo, pues contabiliza sólo los bienes y servicios producidos durante la etapa de estudio. Además el PIB no contabiliza los bienes o servicios que son fruto del trabajo informal (trabajo doméstico, intercambios de servicios entre conocidos, etc.).

PIB NACIONAL EN ESPAÑA:







   El producto interior bruto de España en el cuarto trimestre de 2017 ha crecido un 0,7% respecto al trimestre anterior. Esta tasa es 1 décima menor que la del tercer trimestre de 2017, cuando fue del 0,8%.

    La variación interanual del PIB ha sido del 3,1%, luego no se ha producido variación desde el trimestre anterior.

    La cifra del PIB en el tercer trimestre de 2017 fue de 292.541 millones de euros, con lo que España se situaba como la economía número 12 en el ranking de PIB trimestral de los principales países.

   España tiene un PIB Per cápita trimestral de 6.285€ euros, 240 euros mayor que el del mismo trimestre del año anterior, que fue de 6.045 euros.

RENTA DISPONIBLE:

    Es la parte de la renta nacional que queda disponible para las economías domésticas. Se obtiene deduciendo de la renta nacional todos los impuestos directos e indirectos, los beneficios no distribuidos o ahorro de las empresas, y sumando las transferencias que las economías domésticas obtienen del sector público y del sector exterior

 Renta de que disponen las economías domésticas para su consumo o ahorro(En inglés: disposable income )



  Renta al servicio de las economías domésticas para que la destinen al ahorro o al consumo. Se calcula deduciendo de la renta nacional todos los impuestos y el ahorro de las empresas y sumando las transferencias que las economías domésticas reciben del sector público y del sector exterior; o, simplemente, a partir de la renta personal menos los impuestos directos.

RENTA PER CÁPITA


    Se entiende por renta per cápita de un país la relación existente entre su producto interior bruto o PIB y el número de habitantes. En otras palabras, si el PIB es el valor de los bienes y servicios que genera una economía en una año, la renta per cápita es el resultado de dividir el PIB entre el los habitantes de una país. Por este motivo, en economía es muy frecuente hablar del PIB per cápita. Normalmente la moneda de referencia que se utiliza para establecer este parámetro es el dólar.

Un ejemplo hipotético

    Imaginemos una nación que tiene un PIB en una año determinado que alcanza los 200 mil millones de dólares y dicha nación tiene una población de 20 millones de habitantes. Consecuentemente, la renta per cápita será de 10000 dólares anuales, como resultado de dividir 200 mil millones entre 20 millones. Los 10000 dólares anuales por persona (per cápita es la expresión latina empleada y significa precisamente por persona) es la cantidad media de renta de un individuo, es decir, lo que gana en un año.

    Esta cifra hay que interpretarla adecuadamente, porque hay personas que superan esta cantidad de manera significativa y otras alcanzan una cifra notablemente inferior. Sin embargo, el valor medio de la renta per cápita permite tener una idea aproximada de cómo puede vivir un ciudadano promedio de un país.




Una medida para entender la economía de un país


   Los economistas nos recuerdan un principio general que vale la pena recordar: cuanto más se devalúe la moneda de un país, más baja será su renta per cápita y, paralelamente, cuanto más se revalúe la moneda de un país más alta será su renta per cápita. Así, el valor de la renta per cápita expresa el nivel de riqueza de una nación y, en gran medida, la calidad de vida de sus habitantes.
El G-20 está compuesto de los países con las mayores economías del mundo junto con la Unión Europea. Sin embargo, como es ampliamente sabido, que un país sea más rico no tiene por qué significar que sus habitantes también lo sean. De hecho, como ayuda a visualizar este gráfico de Statista, existen grandes diferencias entre unos y otros Estados en relación a la riqueza que le correspondería a cada ciudadano. Por ejemplo, según datos del Banco Mundial, la renta per cápita en paridad de poder adquisitivo en EE. UU. era en 2016 casi diez veces mayor que en la India, esto es, 50.570,8 millones de euros frente a los 5783,7 del segundo.

   Con el dato económico de la renta per cápita es posible obtener otra magnitud importante: la cantidad de dinero promedio con la que una persona vive cada día (en algunas naciones sus habitantes viven con un dólar diario aproximadamente, por ejemplo en Zimbaue, Nepal. Lesoto o Mozambique).




Espero que con este post, los conceptos del Producto Nacional y las Principales Macromagnitudes,  hayan quedado más claros. Ahora os toca a vosotros realizar vuestro trabajo.



Fuentes;
1º de Bachillerato de Economía.Algaida
F.M.I.
Inmaculada Pérez Amorós.

viernes, 22 de febrero de 2019

Sobre la Producción y los Precios!!

                                   

     En este post, como parte de los ejercicios de las TIC,s en la clase de 4º de la E.S.O. de la asignatura de Economía, del I.E.S. Levante, observaremos a la economía en su conjunto, a través de los llamados indicadores económicos con los que medimos su actividad. Sobre todo porque,  la evolución de magnitudes tan generales como el Producto Interior Bruto (PIB) o el Índice de Precios al Consumo (IPC) tendrá mucho que decir de nuestra capacidad de encontrar trabajo o conseguir bienes y servicios.

  Veremos que la Inflación puede reducir silenciosamente la capacidad de compra de nuestros salarios, por eso el Estado trata de reducirla a través de la política monetaria. De esta manera, puede influir en el nivel de actividad de una economía, lo que volverá a afectarnos directamente en nuestra vida cotidiana.

La Perspectiva Macroeconómica
                  

     La macroeconomía es la perspectiva de la economía que se ocupa de analizar el comportamiento de agregados.... La macroeconomía analiza el comportamiento de agregados económicos, como son el producto interno bruto, la inflación o el desempleo.

      En el centro de la macroeconomía se encuentran las cuestiones de la creación, distribución y utilización del ingreso nacional y la ocupación de los factores de producción durante los ciclos coyunturales.

Variables Macroeconómicas

   Variables Macroeconómicas son las que hacen referencia a la economía en su conjunto, bien sea de un país determinado, o bien de un grupo de ellos. Estos agregados de contenido económico se refieren, por ejemplo, al estudio del nivel global de Producción, la Renta, el Empleo y los Precios de una nación.

Los indicadores económicos
                         

   Un indicador económico, como su nombre lo dice, sirve para indicar la situación de un aspecto económico particular en un momento determinado en el tiempo. Los aspectos que se consideran como económicos pueden ser muchos, por lo tanto, también existen una gran cantidad de indicadores.

     Un indicador económico es un dato estadístico sobre la economía que permite el análisis de la situación y rendimiento económico pasado y presente así como realizar pronósticos para el futuro. Una de las aplicaciones de los indicadores económicos más destacada es el estudio de los ciclos económicos.

  Los indicadores económicos son datos estadísticos sobre la economía que nos permiten realizar un análisis de la situación económica tanto para el pasado como para el presente y además nos permite realizar previsiones de cómo evolucionara la economía en el futuro con los datos que tenemos a día de hoy. Son de gran utilidad y permiten:

- Cuantificar numéricamente el comportamiento de familias, empresas y sector público.
-    Comparar la situación de distintas comunidades o países.
-  Orientar la política macroeconómica de los Gobiernos, en la medida en que tratan de influir sobre los indicadores una vez analizados.
- Analizar la evolución de los indicadores en el tiempo; Comparándolos en periodos distintos de tiempo permite valorar su variación. Para ello se usa la tasa de variación porcentual.

Crecimiento y Producción
               

Crecimiento Económico y Producto Interior Bruto (PIB) son dos conceptos estrechamente vinculados.

    El PIB es un indicador que determina la capacidad productiva de un país, y frecuentemente se utiliza la tasa de crecimiento de éste para conocer el Crecimiento Económico, tomando esta medida como referencia para hacer comparaciones de crecimiento entre varios países. Por este motivo, es conveniente definirlos y explicarlos de manera conjunta.

    El Producto Interior Bruto (PIB) se entiende como el valor de la producción total de bienes y servicios de una economía en un período de tiempo determinado, normalmente un trimestre o un año. A la hora de interpretar los datos referidos al PIB hay que tener en cuenta las diferencias entre PIB real y nominal.

El PIB nominal es el valor monetario de todos los bienes y servicios que produce un país o una economía a precios corrientes del año en que dichos bienes y servicios son producidos. Sin embargo, en períodos inflacionistas, un aumento de los precios puede dar la falsa impresión de un aumento del PIB, y por tanto una falsa sensación de Crecimiento Económico sin que la producción real haya aumentado.
Para ajustar el PIB según los efectos de la inflación se utiliza el PIB real, definido como el valor monetario de todos los bienes y servicios que produce una economía a precios constantes.

Producto Interior Bruto per cápita (PIBpc): es el valor del PIB en términos de paridad de poder adquisitivo, dividido por la población total del país o región. Este indicador muestra el reparto de la producción, y por simplificación de la riqueza, entre todos sus habitantes. 


LA INFLACIÓN
                               

      La inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de bienes y servicios en un país durante un periodo de tiempo sostenido, normalmente un año. Cuando el nivel general de precios sube, con cada unidad de moneda se adquieren menos bienes y servicios. Es decir, que la inflación refleja la disminución del poder adquisitivo de la moneda: una pérdida del valor real del medio interno de intercambio y unidad de medida de una economía.

    Para medir el crecimiento de la inflación se utilizan índices, que reflejan el crecimiento porcentual de una 'cesta de bienes' ponderada. El índice de medición de la inflación es el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Causas de la Inflación.

  Con una subida de los precios de esta magnitud es normal preguntarse cuáles son las principales causas de la inflación:

(a)        Por la demanda

    La inflación de demanda ocurre cuando la demanda de productos supera a la oferta. Dicho de otro modo, no se producen suficientes bienes para satisfacer las necesidades de compra de los consumidores. Como consecuencia, los precios suben. 

(b)        Por los costes

    Cuando aumentan los costes de producción de las empresas, estas repercuten la subida en los precios de venta de sus productos. Como la compra de materias primas o la contratación de mano de obra salen más caras, las compañías compensan aumentando precios.

    (c) La Autoconstruida

  La inflación autoconstruida se produce para evitar una brusca subida de precios generalizada. Se llama autoconstruida porque se construye de forma artificial con un objetivo y puede provocar una espiral negativa. 

Consecuencias de la Inflación
                 
    La principal consecuencia de la inflación es la pérdida de poder adquisitivo, lo que quiere decir que con la misma cantidad de dinero se pueden adquirir menos bienes y servicios porque su precio ha subido. Se trata, simplemente, de que vivir es más caro, ni más ni menos. Y a mayor inflación más caro es vivir. O lo que es lo mismo: a mayor inflación, menos vale el dinero.
     
     Esto afecta tanto a los particulares como a las empresas:

- A los particulares porque con los mismos ingresos tienen que hacer frente a pagos muchos altos. No se sabe si los precios van a seguir subiendo así que mucha gente tiende a acaparar productos de primera necesidad como precaución a futuras subidas.

- A las empresas porque con la inestabilidad en los precios pierden sus patrones lógicos de toma de decisiones, con lo cual el mercado se ralentiza.

    Una economía con inflación importante denota problemas y los inversores quieren situaciones estables y seguras a la hora de gastar su dinero. Siempre preferirán otro país cuya economía tenga estas características y en la que sea más factible obtener retornos de sus inversiones. Sin embargo, sí que habrá un sector dispuesto a invertir su dinero: los especuladores financieros, cuya intención es ganar mucho dinero en muy poco tiempo y por eso están dispuestos a asumir altos riesgos. Pero este tipo de inversión tiene un importante efecto desestabilizador en un panorama ya de por sí bastante complicado, por lo que no solo no ayuda sino que perjudica.

     Los más perjudicados por la inflación son, sin duda, las personas que menos recursos económicos poseen: normalmente quien pertenece a segmentos de mayor riqueza cuenta con inversiones o rentas que le sirven para paliar los efectos de una situación económica adversa. 

LOS INDICADORES DE LA INFLACIÓN 


    La inflación se calcula generalmente mediante la tasa de variación del índice de precios en el tiempo, por lo general el Índice de Precios al Consumidor, que mide los precios de una selección de bienes y servicios adquiridos por un consumidor medio.

     La inflación se mide a través del Índice de Precios al Consumo (IPC) que se encarga de medir los precios de los elementos que conforman la cesta de la compra. Para ello se incluyen los precios de los productos básicos que incluiría una cesta de la compra con los bienes y servicios de un hogar representativo y se va midiendo mes a mes su evolución. De esta forma, se calcula el gasto necesario de un hogar mensualmente y sus variaciones. 

La fórmula para el cálculo del IPC es la siguiente:


EL PRECIO DEL DINERO.
        

    El Banco Central Europeo todos los meses celebra una reunión en la que decide qué hace con el tipo de interés al que él presta dinero a los bancos, es lo que se llama el precio oficial del dinero, o sea el precio que cobra a los bancos por prestarles.



    A los ciudadanos nos afecta mucho porque lógicamente si les cobra menos a ellos, ellos nos cobrarán menos a nosotros.

La política monetaria 

      Es la disciplina de la política económica que controla los factores monetarios para garantizar la estabilidad de precios y el crecimiento económico.

  Aglutina todas las acciones que disponen las autoridades monetarias (los bancos centrales) para ajustar el mercado de dinero. Mediante la política monetaria los bancos centrales dirigen la economía para alcanzar unos objetivos macroeconómicos concretos. Para ello utilizan una serie de factores, como la masa monetaria o el coste del dinero (tipos de interés). Los bancos centrales utilizan la cantidad de dinero como variable para regular la economía.

Mediante el uso de la política monetaria, los países tratan de tener influencia en sus economías controlando la oferta de dinero y así cumplir con sus objetivos macroeconómicos, manteniendo la inflación, el desempleo y el crecimiento económico en valores estables. Sus principales objetivos son:

(a) Controlar la inflación: Mantener el nivel de precios en un porcentaje estable y reducido. Si la inflación es muy alta se usaran políticas restrictivas, mientras que si la inflación es baja o hay deflación, se utilizarán políticas monetarias expansivas.

(b) Reducir el desempleo: Procurar que haya el mínimo número de personas en situación de desempleo. Para ello se utilizarán políticas expansivas que impulsen la inversión y la contratación.

(c) Conseguir crecimiento económico: Asegurar que la economía del país crece para poder asegurar empleo y bienestar. Para ello se utilizarán políticas monetarias expansivas.

(d) Mejorar el saldo de la balanza de pagos: Vigilar que las importaciones del país no son mucho más elevadas que las exportaciones, porque podría provocar un aumento incontrolado de la deuda y decrecimiento económico.

Efectos sobre la Economía


  Los tipos de interés marcan el precio del dinero y, más concretamente, el coste que hay que pagar por pedir dinero prestado.

      Los bancos centrales de cada país (el BCE en el caso de los estados de la Unión Europea), son los encargados de fijar estos tipos atendiendo a la situación económica (el consumo, principalmente) y a los tipos de interés. De hecho, en el caso del BCE, su función es únicamente la de controlar la inflación y no el crecimiento, como sí lo hace la Fed (Banco Central USA) .

    Este es precisamente uno de los principales motivos para subir o bajar los tipos de interés.

     Las políticas pueden ser de dos tipos:


(a)Política monetaria expansiva


     La política monetaria expansiva consiste en aumentar la cantidad de dinero en circulación. Así, una política monetaria expansiva es aquella política monetaria que busca aumentar el tamaño de la oferta monetaria.

   Con una política monetaria expansiva, la tasa de interés cae al aumentar la oferta de dinero, lo cual estimula el gasto y por lo tanto aumenta el nivel de ingreso total.... Una forma de hacerlo es reservando la política monetaria (o fiscal ) expansionista o como ya se dijo, dejando flotar libremente la tasa de cambio


a)             Política monetaria restrictiva.

    La Política Monetaria Restrictiva es un tipo de Política Monetaria que persigue la reducción de la oferta monetaria en un país o territorio. ... Cuando eso sucede, se busca llevar a cabo una reducción de la cantidad de dinero en circulación por medio de una política monetaria restrictiva o contractiva.

    La política monetaria expansiva aumenta la cantidad de dinero que circula en la economía, mientras que la política monetaria restrictiva reduce el líquido de una economía, por lo que es frecuentemente utilizada para prevenir y evitar la inflación.



Y con esto, confiamos haber aportado la suficiente información para ampliar los conceptos de este tema de Economía de 4º ESO. Por lo tanto, a por el ejercicio de las TIC,s en el Aula.


Fuentes:
Economía 4º ESO Mc Graw Hill
Inmaculada Pérez Amorós