jueves, 31 de octubre de 2013

La Economía y la necesidad de elegir...!

                            

      En esta ocasión como parte del ejercicio de las TIC's en el Aula de Economía de 1º de Bachillerato del I.E.S.  Mediterráneo, vamos a comentar  las preguntas 1 y 2 del 1º tema de Economía y que titulamos, “La Economía y la necesidad de elegir”

El concepto de Economía

      La Economía estudia la forma en que los individuos y la sociedad toman decisiones para que los recursos disponibles, siempre escasos, pueden contribuir de la mejor manera posible, eficientemente,  a satisfacer las necesidades individuales y colectivas de la sociedad.

      La Economía se ocupa de analizar cómo administrar esos recursos escasos, a fin de producir bienes y servicios, y distribuirlos para su consumo ente los miembros de la sociedad.

      Explora al individuo, cómo emplean su renta de forma cuidadosa con el propósito de obtener el máximo provecho. Desde la sociedad en su conjunto, la economía analiza cómo los individuos alcanzan el nivel de bienestar material más alto posible a partir de los recursos de que disponen. También, estudia las necesidades que son satisfechas mediante bienes económicos, es con elementos naturales escasos o con productos elaborados por el hombre.
 
 
La Economía y la satisfacción de las necesidades.

 


       Las personas necesitamos alimentarnos, vestirnos, recibir educación y para ello, disponemos de recursos o ingresos que siempre son insuficientes para conseguir todos los bienes y servicios que deseamos, a fin de satisfacer nuestras necesidades. 
      La sociedad tiene necesidades colectivas como las comunicaciones, la defensa, la justicia y tiene más necesidades que recursos para satisfacerlas.
      La Economía analiza cómo se satisfacen las necesidades de los individuos y de la sociedad. La satisfacción de necesidades materiales de una sociedad obliga a realizar determinadas actividades producidas. 
      Mediante estas actividades se producen los bienes y los servicios que se precisan y que se distribuyen para su consumo.
              
      En este proceso de producción, consumo y distribución se plantean y resuelven muchos problemas de carácter económico en los que se utilizan diversos medios para alcanzar una serie de fines u objetivos.
En la producción, la empresa tiene que decidir qué bienes va a elaborar y qué medios va a utilizar.
El consumo, las familias deben decidir cómo distribuir sus ingresos entre los distintos bienes y servicios que se les ofrece para satisfacer sus necesidades. Tendrá en cuenta: sus necesidades, los precios y sus propias preferencias, con el fin de que el resultado de la elección sea el más apropiado.
La distribución hace referencia a todas las actividades que acercan y ponen a disposición de los consumidores los bienes producidos por las empresas. Las necesidades, los bienes económicos y los servicios.
       El concepto de necesidades humanas es un concepto relativo, pues los deseos de los individuos no son algo fijo. La economía se enfrenta a un hecho real. En todas las sociedades los deseos de los individuos no se pueden satisfacer completamente.
       Bienes escasos o bienes económicos son aquellos de los que nunca hay cantidad suficiente para satisfacer los deseos de los individuos.
       Los bienes libres, como el aire, son gratuitos y están disponibles en cantidades ilimitadas.
       Las necesidades básicas o primarias responden a la necesidad de la alimentación o el vestuario o la salud. Pero cuando ya están cubiertas, intentamos satisfacer otras como el turismo, o buscamos una mejor calidad y los bienes que cubren las necesidades primarias, o apuntamos a satisfacer las necesidades secundarias. Las necesidades son ilimitadas es decir, que los individuos siempre existirán necesidades que no podrán ser satisfechas aunque solo sea porque los deseos pueden volverse más refinados.
El problema económico.
 

 

        El problema es que los recursos productivos son limitados, frente al carácter ilimitado de las necesidades y los deseos que hay que satisfacer. Existe, por tanto, en la vida económica una escasez relativa, como consecuencia de esta contradicción: con los recursos disponibles no se pueden atender todas las necesidades. Este es el problema económico fundamental. Si los recursos fueran infinitos o bien las necesidades humanas fueran limitadas, no existiría el problema económico, y se podría dar satisfacción a las necesidades de toda la sociedad.

         La escasez es un término relativo, debido a que se miden los recursos en comparación a las necesidades que se pretenden satisfacer, y, en este sentido, esos recursos son siempre insuficientes, limitados, o escasos para cubrir todas las necesidades y todos los deseos. 

        Sin embargo, la escala de la escasez es diferente para las distintas personas o sociedades. Por ejemplo, para un pobre o para un rico: mientras que el primero la sufre de forma dramática, el segundo la vive como una frustración por tener que privarse de algún deseo. En cualquier caso, y dado que las necesidades tienen un carácter cultural, la escasez existe para todos, aunque a veces lo olvidemos y vivamos como si los límites no existieran.

                                 
         La actividad económica surge precisamente para superar el problema de la escasez de recursos. La imposibilidad de obtener todo lo que deseamos nos obliga a elegir qué vamos a producir con esos recursos limitados, qué necesidades se van a satisfacer y cuáles no.

        Los distintos protagonistas de la actividad económica, o agentes económicos, se ven obligados a tomar decisiones diariamente, debido a que su limitación de recursos les impide comprar todo lo que quisieran. Por el contrario, tienen que elegir qué hacer con su limitada cantidad de dinero y qué no hacer. En definitiva, tienen que establecer prioridades decidiendo lo que es más conveniente para ellos.


        Las familias y los individuos son los agentes dedicados al consumo y tienen que elegir en qué bienes gastar sus ingresos, siempre limitados: comida, casa, ropa, videojuegos, música, etc. O decidir cómo utilizar su tiempo: dedico la tarde a estudiar o a hacer deporte, o quizás voy al cine con los amigos... porque el tiempo, es decir la vida misma, es otro recurso escaso.

        Las empresas son los agentes económicos encargados de la producción y distribución de los bienes y servicios que consumen las familias. Ellas deben tomar decisiones sobre cómo invertir su presupuesto financiero, por supuesto limitado: qué bienes producir, cuántos trabajadores contratar, cuantos equipos adquirir, etc.
 

         El tercer agente económico es el Sector Público, que tiene carácter colectivo y actúa tanto como consumidor como productor. También este agente, generalmente los gobiernos, están obligados a tomar decisiones sobre la forma de gastar los ingresos públicos, los impuestos: viviendas, carreteras, escuelas y universidades, centros de salud, etc.

       En definitiva, cada uno de nosotros, en nuestro papel de consumidores o de empresarios, tomamos todos los días numerosas decisiones económicas individuales. Estas decisiones, unidas a las que toma el gobierno en representación del conjunto de la sociedad, dan un resultado económico final (a nivel nacional, regional o supranacional).

        La Economía estudia la forma en que los individuos y las sociedades realizan sus elecciones económicas. Por ello se le suele calificar como la ciencia de la decisión.
 
Publicar un comentario