lunes, 6 de mayo de 2013

Hablamos sobre los Fundamentos del Comercio Internacional.!


A través de este post o artículo, vamos a intentar explicar, a los alumnos y alumnas de 1º de Bachillerato de Economía del  I.E.S. Torre Almirante, qué es el Comercio Internacional, sus principales fundamentos, los factores que influyen, así como su estructura a nivel mundial. Sin olvidar explicar, la distribución geográfica del comercio español y la estructura del comercio exterior español.


Para comenzar a centrar este tema de la asignatura de Economía de 1º de Bachillerato, es importante dejar claro lo siguiente:

La importancia del buen desempeño de las relaciones internacionales en el desarrollo, político, comercial, cultural a nivel mundial es primordial hoy día para el logro del desarrollo integral de las naciones.

No hay una sola nación que pueda considerarse autosuficiente así misma y que no necesite del concurso y apoyo de los demás países, aun las naciones más ricas necesitan recursos de los cuales carecen y que por medio de las negociaciones y acuerdos mundiales suplen sus necesidades y carencias en otras zonas.


 

Las condiciones climatológicas propias de cada nación la hacen intercambiar con zonas donde producen bienes necesarios para la supervivencia y desarrollo de áreas vitales entre naciones. El desarrollo del comercio internacional hace que los países prosperen, al aprovechar sus activos producen mejor, y luego intercambian con otros países lo que a su vez ellos producen mejor.

Por lo tanto, el Comercio Internacional se define como el movimiento de mercancías que involucra a dos o más países en actividades de compra venta de bienes y servicios, que pueden tanto salir de un país, como entrar a uno procedentes de otro. Pero para que estas actividades se puedan realizar es necesario que los países que realicen estos intercambios cuenten con la infraestructura, un sistema económico que apoye el intercambio de los bienes y un sistema legal que permita la movilidad de personas, bienes, servicios y capitales.

Ventajas y desventajas del Comercio Internacional:

 

El Comercio Internacional contribuye al desarrollo económico y promueve el bienestar de las naciones y de su población pero no olvidemos que están en juego una serie de intereses económicos, políticos y sociales, que influyen en cierto grado cuando llega a existir una interdependencia con las demás economías mundiales; tanto para lograr divisas, como para satisfacer la demanda interior de bienes. Quizá por ello los últimos años se ha considerado al comercio internacional como un medio para fomentar el crecimiento de una determinada economía

No olvidemos que, contribuye a la prosperidad económica de los países que participan en el comercio puesto que les permite disponer de más bienes y servicios además de que otorga las condiciones para un mejor aprovechamiento de los recursos productivos logrando la especialización en aquellos productos donde se tiene mayor eficiencia, que puede resultar en mejoras de producción.

Por lo tanto, todos tenemos la idea de que el comercio internacional neto mejorará las economías de cada país, pero lo cierto es que el comercio internacional tiene tanto ventajas como desventajas.

Las ventajas:
 

 - A través del comercio internacional, los mercados se expanden, aumenta la especialización y mejoran las economías de escala.
- La producción, la renta y el empleo de un país se ven impulsados por su actividad exportadora.

- El consumo se incrementa a consecuencia de las transacciones internacionales.

- El comercio acentúa la competencia en los diferentes mercados, lo cual obliga a las empresas de cada país a reducir costes y precios y a modificar sus funciones de producción para incorporar nuevas tecnologías que afecten positivamente a sus costes y calidades.

- Efecto más importante: La transmisión de tecnología .

Las desventajas:

 

- El comercio internacional no beneficia por igual a todos los países.
- Las ventajas comparativas son cambiantes y generan difíciles procesos de ajuste.
- La importancia creciente del comercio internacional de servicios hace aparecer nuevos problemas (por ejemplo, en el comercio de servicios financieros uno de los principales problemas es la desnacionalización del ahorro).

Los Factores explicativos del comercio internacional

 

Los países participan en el comercio internacional porque les resulta provechoso y ello puede deberse a varias razones, entre las que podemos destacar las siguientes:
·        Diversidad en las condiciones de producción :
Con frecuencia las diferencias en las condiciones de producción en cuanto a clima, dotación de recursos naturales, de capital físico y humano y tecnología son muy acusadas. En estas circunstancias, el comercio es el resultado lógico de la diversidad en las posibilidades de producción de los distintos países. Por otro lado, los países situados mas al norte, con peor clima y mayores dotaciones de capital físico, tenderán a especializarse en la producción de bienes y servicios que requieran un empleo mas intensivo del factor capital.

·        Diferencia en los gustos :
Aunque las condiciones de producción entro los países fuesen similares, existen diferencias en los gustos de los consumidores que pueden justificar la aparición del comercio internacional. Así, aunque dos países, España y Francia, tengan una industria textil importante, puede que a una parte de los consumidores españoles les guste el diseño francés y, en consecuencia, se importen productos franceses.

·        Existencia de economías de escala
En estas industrias el comercio internacional aparece como una vía para permitir la producción en masa y, de esta forma, lograr apreciables reducciones en los costos. La especialización hace posible la aparición de economías de escala y el comercio internacional se presenta como el instrumento idóneo para resolver el problema de los excedentes de cada país.

El principio de la ventaja comparativa y el comercio internacional

Hay un principio que subyace en todo tipo de comercio y es el de la ventaja comparativa. 

Según este principio, los países tienden a especializarse en la producción y exportación de aquellas mercancías en las que poseen mayores ventajas comparativas frente a otros países. El resultado de esta especialización es que la producción mundial, y en consecuencia su capacidad para satisfacer los deseos de los consumidores, será mayor que si cada país intentase ser lo mas autosuficiente posible.

Ventaja absoluta y comercio internacional

 

Un país posee una ventaja absoluta sobre otros países en la producción de un bien cuando puede producir más cantidad de dicho bien, con los mismos recursos, que sus vecinos.

El principio de la ventaja comparativa

El principio de la ventaja comparativo señala que un país comerciara con otros países aun cuando sea absolutamente mas eficiente o mas ineficiente en la producción de todos los bienes. 

Según el principio de la ventaja comparativa, los países se especializan en la producción de los bienes que pueden fabricar con un costo relativamente menor.

·        Ventajas comparativa y comercio internacional 

Fue el gran economista ingles David Ricardo (1772-1823) quien demostró que no solo en el caso de que aparezca ventaja absoluta existirá especialización y comercio internacional entre dos países. Podrá ocurrir que uno de ellos no posea ventaja absoluta en la producción de ningún bien, es decir, que necesite mas de todos los factores par producir todos y cada uno de los bienes. A pesar de ello, sucederá que la cantidad necesaria de factores para producir una unidad de algún bien, en proporción a la necesaria para producir una unidad de algún otro, será menor que la correspondiente al país que posee ventaja absoluta.

Las ganancias derivadas del comercio internacional

Cuando cada país se especializa en la producción de aquellos bienes en los que tiene ventaja comparativa, todos se ven beneficiados. Los trabajadores de los dos países obtienen una mayor cantidad de bienes empleando el mismo numero de horas de trabajo que cuando no se abren al comercio.

Los aranceles

 

Un arancel es un “impuesto” que el gobierno exige a los productor extranjeros con objeto de elevar su precio de venta en el mercado interior y, así, “ proteger “ los productos nacionales para que no sufran la competencia de bienes mas baratos.

Durante siglos los gobiernos y los interesados en el comercio internacional han discutido las ventajas y los inconvenientes de poner en práctica medidas que obstaculicen el libre comercio. Desde el punto de vista de su eficacia económica no hay dudas sobre las ventajas del comercio exterior no intervenido, es decir, del librecambio. Pero existe una serie de hechos que aconseja o justifica, según los casos, cierto grado de intervencionismo o proteccionismo.

La política comercial influye sobre el comercio internacional mediante aranceles, contingentes a la importación, barreras no arancelarias y subvenciones a la exportación.

El establecimiento de un arancel tiene cuatro efectos fundamentales: anima a determinadas empresas ineficientes a producir, induce a los consumidores a reducir sus compras del bien sobre el que se impone el arancel por debajo del nivel eficiente, eleva los ingresos del Estado, y permite que la producción nacional aumente. Solo los dos efectos primeros suponen necesariamente un despilfarro de recursos.

Argumentos a favor y en contra del establecimiento de aranceles

·        Defensa de la industria nacional.
·        Para compensar que la mano de obra de otros países es mas barata.
·        Defensa ante las subvenciones de otro país.

Los que defienden el establecimiento de aranceles argumentan que evitar el despilfarro no es el único objetivo que evitar el despilfarro no es el único objetivo de la sociedad y señalan que los aranceles pueden ser bienios en conjunto, para un país en un momento determinado. Destacan que un arancel es una forma de proteger la industria nacional y de fomentar la creación de empleo.

También se aduce que los aranceles se deben establecer para defender a los productores nacionales, debido a que otros países utilizan mano de obra barata.

Los contingentes, las barreras no arancelarias y las subvenciones a la exportación

 


Las otras medidas que integran la política comercial, además de los aranceles son; 

·        Los contingentes: si se establece un arancel, los importadores pueden adquirir cualquier cantidad de bienes extranjeros, siempre que paguen el arancel. Cuando se establece un contingente a la importación, el gobierno limita la cantidad de importaciones que pueden realizarse.

Los contingentes a la importación son restricciones cuantitativas que los gobiernos imponen a la importación de determinados bienes extranjeros, es decir, se limita la cantidad que se puede importar de ciertos bienes, cualquiera que sea su precio.

·        Las barreras no arancelarias y otros obstáculos al libre comercio: además de los aranceles y de los contingentes hay otras formas sutiles de poner obstáculos al libre comercio, tales como: el establecimiento de procedimientos aduaneros complejos y costosos, el recurso a normas de calidad y sanitarias muy estrictas y, en general, el uso con carácter discriminador de regulaciones integradas bajo la denominación genérica de barreras no arancelarias.

 

 Las barreras no arancelarias son regulaciones administrativas que discriminan en contra de los extranjeros y en favor de los nacionales.

Las subvenciones a la exportación: otro tipo de política comercial son las subvenciones a la exportación. Su objetivo es fomentar las exportaciones nacionales, subvencionándolas directamente, eximiéndolas de determinados impuestos o concediéndoles líneas especiales de créditos a tipos por debajo del nivel de mercado.

Subvenciones a la exportación son ayudas a los fabricantes nacionales de determinados bienes para que puedan exportarlos a precios menores y más competitivos.

Un tema relacionado con las subvenciones a la exportación es el dumping. El dumping tiene lugar cuando las empresas venden en el extranjero a un precio inferior al coste o precio en el mercado interior.
El comercio exterior español.
 

Al analizar la distribución geográfica del comercio exterior español destaca en primer lugar la importancia de las relaciones con los países de la Unión Europea que absorben el 72% de nuestras exportaciones y proveen el 64% de nuestras importaciones.

 

La importancia de los países europeos en nuestro comercio exterior es causa y consecuencia lógica de nuestra pertenencia a la UE. Solicitamos nuestra entrada en los años cincuenta precisamente por eso, porque ya entonces eran ya nuestros mejores socios comerciales. Desde la entrada de España en la UE, en 1986, nuestras transacciones comerciales han aumentado de forma importante. 
Para detectar la profundidad de los cambios conviene notar que en 1985 EEUU era nuestro principal proveedor (cerca del 11% de las importaciones procedían de aquel país) y nuestro segundo cliente (absorbiendo el 10% de nuestras exportaciones). Si ahora EEUU ha descendido algunos puestos no ha sido por disminuciones en el volumen de nuestras transacciones con ese país sino porque el volumen intercambiado con los países europeos ha crecido mucho más.
Contrariamente a lo que se podía esperar de nuestra proximidad cultural, Latinoamérica había mantenido muy escasas relaciones comerciales con España: el peso del comercio español con todos los países latinoamericanos era inferior al que se tenía con los países africanos, más próximos geográficamente. Solo recientemente ha empezado aumentar y previsiblemente seguirá aumentando. Las fuertes inversiones de empresas españolas en Latinoamérica y la llegada masiva a nuestro país de emigrantes latinoamericanos establecen sólidas bases para el crecimiento de los intercambios comerciales.

Los países asiáticos proveen más del 13% de nuestras necesidades, pero el desequilibrio comercial con ese continente es muy alto. Eso es debido principalmente a que en Asia están contabilizadas las importaciones petrolíferas procedentes del Golfo Pérsico, pero también a nuestro déficit comercial con los países de Extremo Oriente, Japón y China incluidos.

Obsérvese entre nuestros proveedores la presencia de varios países proveedores de petróleo (Argelia, Nigeria,  Libia y México) indicativa de la política de diversificación que se sigue para garantizar nuestro suministro y evitar una excesiva dependencia.
¿Qué mercancías adquirimos y vendemos al extranjero? En realidad nuestro principal producto de exportación es el material de transporte que supuso en el año 2000 más del 26% de nuestras exportaciones. El material de transporte está formado principalmente por vehículos automóviles, tractores y ciclomotores.

Datos sobre el comercio exterior en Andalucía.

  

El crecimiento de las exportaciones andaluzas de mercancías, han crecido un 252%, entre 1995 y 2011.  En este período de tiempo las exportaciones se han triplicado.
¿Qué verdadero significado tiene esto? El verdadero significado es que Andalucía se ha abierto y se está abriendo paso, día a día, en los mercados exteriores.  Andalucía ha abierto sus fronteras y su mercado al exterior.

Esto significa que Andalucía está ganando cuota  de mercado tanto nivel nacional como internacional.

 

Parándonos un poco a nivel nacional tenemos que apuntar que es la segunda CC.AA que más exporta al extranjero y que las exportaciones andaluzas representan actualmente ya el 15’3% del PIB.

A nivel internacional se comenta que a pesar de que 55,9 % de las exportaciones andaluzas son a la UE Andalucía está también sabiendo diversificar los mercados y actualmente ya exporta a 190 mercados diferentes. La diversificación geográfica  evita riesgos como los de posibles caídas de demandas en mercados concretos y esto para la coyuntura actual es un dato muy positivo para el motor de nuestra economía española, no solo la andaluza.
¿Qué exporta Andalucía?
 

Sin duda la industria que más peso tiene en la economía andaluza es la industria agroalimentaria. Pero además de saber vender fuera de nuestras fronteras el mejor aceite y alimentos de la mejor calidad Andalucía tiene peso en las exportaciones del sector aeronáutico, de hecho es la segunda comunidad que más exporta en este sector. 
También tenemos algo que decir en exportaciones de productos de alta y media-alta tecnología y no podemos olvidar tampoco los productos químicos, productos energéticos y bienes de equipo.

En la página Web del ICEX podemos encontrar multitud de datos sobre las exportaciones españolas y filtrar las andaluzas. Gráficos como el que aquí exponemos es un ejemplo.
 
Para terminar esta reflexión hay que comentar que datos sobre el comercio andaluz ahora mismo hay muchos disponibles y ojala siga habiendo datos positivos durante este año 2013. Cosa esta que sería muy importante.

Lo que piensan los expertos, es que hay que seguir abriéndose a los mercados extranjeros y de la manera que se viene haciendo en los últimos años, como ya se ha comentado.

El comercio exterior es una herramienta, últimamente casi obligatoria, para el crecimiento sostenible.

No hay que lanzarse de cualquier manera a la internacionalización de una empresa, hoy en día cada vez son  más las PYMES andaluzas, que se están especializando en exportar productos de esta tierra a cualquier lugar del mundo.

Confío que, este artículo o post, haya servido para ampliar un poco los conceptos que hemos explicado en clase sobre los Fundamentos del Comercio Internacional. 
Publicar un comentario