lunes, 23 de febrero de 2015

El Plan de Marketing y la aplicación de las TIC,s en la Empresa.




Como ejercicio de las TIC,s en el aula, para el alumnado de 2º de Bachillerato del I.E.S. Saladillo, vamos a tratar de explicar un tema importante de  la asignatura de Economía de la Empresa, como es el Plan de Marketing y la aplicación de las TIC,s en la Empresa.

     Para ello, comenzaremos explicando lo que es el Plan de Marketing en la empresa. El plan de marketing es la herramienta básica de gestión que debe utilizar toda empresa orientada al mercado que quiera ser competitiva. En su puesta en marcha quedarán fijadas las diferentes actuaciones que deben realizarse en el área del marketing, para alcanzar los objetivos marcados. Este no se puede considerar de forma aislada dentro de la compañía, sino totalmente coordinado y congruente con el plan estratégico, siendo necesario realizar las correspondientes adaptaciones con respecto al plan general de la empresa, ya que es la única manera de dar respuesta válida a las necesidades y temas planteados.

     En marketing, como en cualquier otra actividad gerencial, toda acción que se ejecuta sin la debida planificación supone al menos un alto riesgo de fracaso o amplio desperdicio de recursos y esfuerzos. Si una acción no planificada tiene éxito, nos deberíamos preguntar qué hubiésemos conseguido de más al operar bajo un plan. Intentar que un proyecto triunfe sin servirse de un plan de marketing es como tratar de navegar en un mar tempestuoso sin cartas marítimas ni destino claro.

El plan de marketing proporciona una visión clara del objetivo final y de lo que se quiere conseguir en el camino hacia la meta, a la vez informa con detalle de la situación y posicionamiento en los que nos encontramos, marcándonos las etapas que se han de cubrir para su consecución. Tiene la ventaja añadida de que la recopilación y elaboración de datos necesarios para realizar este plan permite calcular cuánto se va a tardar en cubrir cada etapa, dándonos así una idea clara del tiempo que debemos emplear para ello, qué personal debemos destinar para alcanzar la consecución de los objetivos y de qué recursos económicos debemos disponer.

    Sin un plan de marketing nunca sabremos cómo hemos alcanzado los resultados de nuestra empresa, y por tanto, estaremos expuestos a las convulsiones del mercado.

     En la actualidad, se está empezando a valorar en España, sobre todo en las pymes, los beneficios que le suponen a la empresa el contar con un plan de marketing. Los rápidos cambios que se producen en el mercado y la llegada de las nuevas tecnologías están obligando a realizarlo de forma más bien forzada; será con el transcurso del tiempo cuando nos demos cuenta de las múltiples ventajas que produce la planificación lógica y estructurada de las diferentes variables del marketing.

Dos grupos principales de Marketing

      Aunque no existe una definición única de marketing, ya que los diferentes autores que se han referido al mismo no han podido ponerse de acuerdo, sí que podríamos asegurar que existen dos grandes grupos dentro del mismo:

Marketing estratégico: 
     Se centra en la necesidad de comprender en qué medida y de qué forma los cambios futuros que experimentará el mercado pueden afectar la actividad normal de la empresa para de esta forma establecer las estrategias adecuadas para que esta se adapte a los mismos. Se trata, por tanto, de un análisis sistemático y permanente de las necesidades del mercado con el objetivo de desarrollar productos rentables que consigan diferenciar a una empresa de sus competidores más inmediatos, obteniendo así una ventaja comparativa. Su orientación es a largo plazo.

Marketing operativo: 

     Se refiere a las actividades de organización de estrategias de venta y de comunicación, a corto y medio plazo, que tienen como objetivo dar a conocer y a valorar a los compradores potenciales las cualidades distintivas de los productos ofrecidos por la empresa.

     Por tanto, la diferencia entre uno y otro radica en que el marketing estratégico es un sistema de ideas y estudio de mercado; mientras que el marketing operativo es un sistema de acción que permite acercar el producto a los consumidores. Pese a ello, el objetivo de ambos es el mismo: satisfacer las necesidades de los clientes.

     Tanto en un caso como en otro, el marketing se vale de una serie de herramientas como la investigación de mercados, la publicidad, la promoción, los canales de distribución, las políticas de precios o los instrumentos de comunicación.


     En definitiva, el papel del marketing en las empresas es esencial hoy en día. A una empresa que quiera triunfar en el mercado no le basta con cubrir las necesidades actuales de sus consumidores o convencer a los que no lo son de que compren sus productos, sino que el marketing ha de ir más allá y valerse de todas las herramientas que tiene a su alcance (que con la llegada de Internet no son pocas, por cierto) para despertar nuevas necesidades en los clientes. Como dijo en una ocasión Steve Jobs:  “Los consumidores no saben lo que quieren hasta que no se lo mostramos”
Aplicación al Marketing de las TIC

 

    Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC,s) son cada vez más usadas para el apoyo y automatización de todas las actividades de las empresas. Gracias a ellas, las organizaciones han conseguido obtener importantes beneficios, entre los que caben mencionar la mejora de sus operaciones, llegada a una mayor cantidad de clientes, la optimización de sus recursos, la apertura a nuevos mercados, un conocimiento más profundo acerca de las necesidades de la clientela para brindarles un servicio de mejor calidad y una comunicación más fluida, no sólo con sus empleados sino también con sus clientes y proveedores. En pocas palabras, las TIC,s les permiten lograr aumentar considerablemente su eficiencia.
   
     Los constantes avances y masificación que han experimentado las tecnologías en las últimas dos décadas, sobre todo el desarrollo de Internet, han significado una verdadera revolución en el seno de la sociedad. Motivo por el cual las grandes multinacionales así como las pymes han decidido subirse a la ola de las TIC,s. En efecto, las organizaciones se han percatado de que la aplicación de las nuevas tecnologías en el ámbito de trabajo les dan la posibilidad, en primer lugar, de arribar más rápido al mercado y cubrir nuevas plazas, porque las distancias ya no suponen un límite. Asimismo, les permiten ofrecer una imagen innovadora de empresa ante sus competidores.
Con certeza, la utilización de las TIC,s en las diferentes áreas de las compañías ha propiciado un ahorro de costos y tiempo, ayudándoles a su vez con una mejor gestión de los flujos de información.

Ventajas competitivas

 

     Con frecuencia, la información disponible acaba afectando la calidad de la toma de decisiones, de manera que muchas veces no es posible tomar la decisión más acertada por no contar con los datos necesarios o debido a que, aun disponiendo de ellos, carecen de utilidad o no se posee el tiempo suficiente para poder llevar a cabo un análisis de los mismos.

      Es por esa razón que, hoy en día, las empresas se decantan por la implementación de distintas herramientas o estrategias que les ayuden a alcanzar sus objetivos, en pos de adquirir ventajas competitivas respecto a la competencia. Esto explica claramente el papel fundamental que juegan las TIC,s y las herramientas que colaboran en la toma de decisiones.
      Por otro lado, mediante el empleo de ellas es posible recopilar información y llevar a cabo el tratamiento y análisis de la misma, como apoyo para la toma de decisiones. Incluso, son de gran ayuda para los niveles directivos, puesto que se trata de una herramienta que permite obtener ventajas competitivas, sirviendo como base para alcanzar el máximo nivel jerárquico de la empresa.

Oportunidad de negocio y contactos

     La implantación de las TIC,s les está posibilitando a las empresas darse a conocer a un mercado con un número significativo de potenciales clientes, logrando así acceder a importantes  beneficios sin tener que realizar una gran inversión y con un soporte publicitario inmejorable.

     A parte de una interesante oportunidad de venta, las plataformas digitales son una excelente oportunidad de negocio y contactos. Aprovechando el boom de las redes sociales, las organizaciones pueden contactarse de manera sencilla con otros profesionales y proveedores que posean interés en su actividad, interactuar en tiempo real con los clientes o dar a conocer las novedades de las mismas. Por lo que aportan valor añadido a las empresas.

      Los expertos concuerdan en que la forma de hacer negocios ha sido revolucionada por las TIC,s. Por lo que no es difícil predecir que aquellas pequeñas, medianas y grandes empresas que no adopten estas iniciativas, no podrán persistir mucho tiempo más ya que resulta imposible pensar el desempeño de una compañía sin ellas.

El Comercio Electrónico 



     El comercio electrónico ha adquirido rápidamente una gran importancia económica y política al proseguir la notable expansión mundial de Internet. Los derechos de propiedad intelectual son de importancia fundamental para el mantenimiento de un entorno estable y favorable al desarrollo continuo del comercio electrónico.

¿Cómo Definimos el  Comercio Electrónico?

El comercio electrónico consiste en realizar electrónicamente transacciones comerciales. Está basado en el tratamiento y transmisión electrónica de datos, incluidos texto, imágenes y vídeo. El comercio electrónico comprende actividades muy diversas, como comercio electrónico de bienes y servicios, suministro en línea de contenidos digitales, transferencia electrónica de fondos, compraventa electrónica de acciones, conocimientos de embarque electrónicos, subastas, diseños y proyectos conjuntos, prestación de servicios en línea (on line sourcing), contratación pública, comercialización directa al consumidor y servicios posventa. Por otra parte, abarca a la vez productos (p.ej., bienes de consumo, equipo médico especializado) y servicios (p.ej., servicios de información, financieros y jurídicos), actividades tradicionales (p.ej., asistencia sanitaria, educación) y nuevas actividades (p.ej., centros comerciales virtuales).
Principales Fórmulas del Comercio Electrónico

Empresa - empresa:

Esta fórmula funciona desde hace varios años, usando el intercambio electrónico de datos, sobre redes privadas o de valor añadido. Un ejemplo de esto sería una compañía que utiliza la red para ordenar pedidos a los proveedores, recibiendo los cargos y haciendo los pagos.

Empresa - consumidor:

Esta fórmula se puede comparar a la venta electrónica. Se ha ido expandiendo con la llegada de la World Wide Web. En la actualidad existen muchos tipos de galerías comerciales que ofrecen sus servicios a través de Internet.

Empresa - administración:

Esta fórmula permite promover la calidad, la seriedad y el crecimiento del comercio electrónico. Por otro lado, la administración ofrece la opción de intercambio electrónico para poder realizar transacciones como pago de tasas corporativas y pago de impuestos. En países como los Estados Unidos, las transacciones y las disposiciones entre las empresas y el gobierno, se hacen por medio de Internet y las compañías responden electrónicamente.

Consumidor - administración:

Esta fórmula es la que tiene más dificultades, ya que a medida de que evolucionen y se extiendan las fórmulas anteriores, la Administración podrá ampliar las interacciones electrónicas en diversas áreas tales como las devoluciones de tasas, el asesoramiento o los pagos de pensiones.

Las principales características de Internet como medio de comunicación son:

  Creatividad.
  Notoriedad.
  Segmentación.
  Realización.
  Accesibilidad.

     Las futuras plataformas para el comercio electrónico y el Marketing uno-a-uno, las constituyen la TV digital, la TV por cable y la WEB TV, que son asimismo medios interactivos de comunicación.

     Internet es un medio que permite acceder a un público cada vez más numeroso y, por tanto, un medio que permite además tanta o mayor creatividad que cualquier otro medio audiovisual o gráfico, para cualquier organización que desee establecer comercio electrónico a través de él.

Tener presencia Web en Internet resulta accesible y asequible para cualquier tipo de empresas y organizaciones, y tan sólo depende de los objetivos, que cuanto más ambiciosos sean, exigirán una mayor inversión. Se puede medir la rentabilidad del sitio Web a través de diferentes factores. Además, la tecnología permite crear diferentes páginas para diferentes públicos, restringir accesos mediante passwords, medir los accesos de cada página, seguir la navegación de los usuarios, etc. A través del contenido del sitio Web será posible la segmentación del público.

      Hoy en día, todo el mundo quiere estar en la Red. Ya que Internet está de moda. También se puede decir que cada vez hay mayor presión de los gigantes tecnológicos y de comunicaciones. Todo esto hará que el comercio electrónico experimente mayores crecimientos, porque nadie querrá perder esta oportunidad.

      Para que Internet sea todo lo rentable que puede ser, existen varios obstáculos que hay que salvar, por la mayoría de las empresas y no sólo para las que venden publicidad en la Red, proveen acceso o presencia, o diseñan páginas web. Hay pues entonces que resolver dichos problemas, los cuales son, el incremento del número de usuarios, las velocidades de transmisión y la seguridad de las transacciones.

      Antes de afrontar un proyecto de presencia en la Web y de comercio electrónico, deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

Grado de adecuación de negocio.
Público como objetivo.
Diseño.
Promoción.
Publicidad.
Factores de éxito.

Diseño.

El diseño está determinado por dos factores, que son la apariencia estética y la funcionalidad. Aunque lo que más importa es el contenido. Se debe diseñar pensando en el usuario, integrar novedades con cierta regularidad, actualizar el contenido del catálogo lo más regularmente posible, ya que es el público el que generalmente utiliza y valora la Red. Esta Red debe ser interactiva, lo cual significa que el usuario es el que participa activamente en la obtención de lo que necesita. Por ese motivo hay que tener en cuenta las diferentes configuraciones y equipos con los que pueden contar los diferentes usuarios. Abusar de materiales multimedia, gráficos de gran resolución, etc., se hará lento el acceso a las páginas y el usuario no realizará grandes búsquedas en dichas páginas.
No basta solo con tener un catálogo, sino de aportar nuevos valores, reforzar el mensaje y hacerlo de forma coherente. En este sentido, establecer enlaces con otras páginas de temas relacionados puede reforzar el atractivo de la web.

Promoción.


Como cualquier producto, una Web necesita una campaña de promoción. Dado el crecimiento continuo experimentado por las páginas Web y dominios, la casualidad casi no existe.
Una de las principales fórmulas de promoción en Internet es la utilización de "banners", los cuales son una especie de vallas publicitarias dentro de la Red. Los banners deben ser agradables al usuario para poder invitar a establecer el enlace. A pesar de lo que pueda suponerse, el problema no reside en situar banners en páginas muy visitadas, sino en aquellas que son visitadas por el tipo de público susceptible de convertirse en nuestro cliente.

Poder adecuarse al negocio.

Los objetivos o metas deben ser realistas, es decir, alcanzables, motivadores y deben poder realizarse en una determinada unidad de tiempo, de lo contrario el esfuerzo será innecesario.

La estrategia debe definirse en tres niveles:




   -   Mejora de imagen y comunicación con el público objetivo, independientemente del sector.
  -  Toma de acciones concretas si el negocio se basa total o parcialmente en la información.
   -   Experimentación de la Red.

Ejemplos de empresas y productos que, en la actualidad, comienzan a obtener resultados en el comercio electrónico:

Productos con alto margen y costo de transporte barato (libros, CD´s.)
Productos poco accesibles (coleccionismo, arte, etc.)
Productos transportables electrónicamente (software, información, imágenes, música.)
Entradas para espectáculos, conciertos, reservas, billetes de transporte.

Dicho niveles se centran en:
Publicidad.


      La publicidad en el Web, es auto-selectiva, puesto que el usuario selecciona y escoge los Webs que desea visitar. Cada Web tiene un contenido propio para el que no existen competidores mientras el usuario lo esté visitando. Se trata, pues, de conseguir la atracción de navegantes cualificados. La publicidad realizada específicamente en Internet ha diseñado los "cookies" como fórmula de concretar la identidad de los usuarios que acceden a una Web. Un cookie es una información que remite el servidor al PC del navegante y que permanece en su disco duro, de modo que se puede rastrear su paso por la red, conocer el último servidor visitado, y detectar futuras visitas. No obstante, y dado que comprometen la actividad del usuario, los navegadores actuales advierten al usuario de la recepción de dichas cookies, siendo su aceptación voluntaria. En cualquier caso, existen programas que gestionan y limpian los cookies del disco duro de un ordenador personal.

     También, hay que señalar que existe la posibilidad de utilizar el correo electrónico como soporte publicitario, lo que permite incluir contenidos multimedia que no son posibles en el mail tradicional. Esta fórmula permite además segmentar la publicidad, puesto que requiere la identificación previa del usuario.

El público como objetivo.

      Internet presupone la existencia de un mercado global, al ser accesible desde cualquier punto del mundo, que el mensaje llegará a un público, que no solo son consumidores, sino además competidores, inversores, compradores, etc., de modo que hay que tener en cuenta al mayor número de ellos.

Se pueden considerar tres tipos fundamentales de usuarios, en función de su actitud ante la Red:

  - Navegantes: simplemente observan y son atraídos fundamentalmente por la moda y/o el diseño.

  - Buscadores: persiguen información y les atrae básicamente el contenido.

  - Compradores: atienden fundamentalmente a las características y precios del producto.

     En todo caso, resulta preciso analizar el mercado objetivo, ver su grado de adaptación o uso de la red, su grado de informatización, etc. Una vez estudiados estos temas, existen dos opciones:

  - Convertir nuestro mercado en internauta.
  - Convertir a los internautas en nuestro mercado.

Factores de éxito.

      La integración y coherencia de la Web de una empresa exige una filosofía de empresa y una estrategia de marketing que son determinantes en el futuro éxito de su presencia en Internet. Por tanto, es preciso  involucrar en el proyecto a las diferentes áreas y niveles jerárquicos de la empresa.

     Por otro lado, la colaboración entre el proveedor de presencia (tecnología + programación + diseño gráfico), y la empresa (departamento de marketing + consultorías externas), resulta un factor imprescindible para el éxito de cualquier proyecto que debe proponerse como objetivo que la página se convierta en un bookmark, es decir, en un lugar favorito.

     Todas las técnicas de marketing directo y relacional pueden ser aplicables a la presencia en la red. La tecnología disponible hace que sea posible cuantificar el número de accesos a una determinada página, rastrear el recorrido que realiza un navegante desde que se conecta, insertar diferentes banners en función de las consultas del usuario, introducir passwords para accesos restringidos, o conocer cuántas veces nos visita un mismo usuario en un lapsus de tiempo.

Según la consultora McKinsey, se puede resumir el llamado ciclo de éxito en el siguiente esquema:

  Atraer usuarios al Web. Crear audiencia. Publicitar y promocionar el Web.

  Generar interés y participación. Contenido útil e interactivo.

  Retener. Ofrecer valor a los usuarios. Actualizar contenidos.

  Aprender. Captura y uso de la información. Feedback con los usuarios.

  Fidelizar. Personalización del servicio. Interacción en tiempo real.
Marketing y Redes Sociales.
     El marketing en redes sociales hace referencia a todas aquellas actividades realizadas con el fin de promover una marca a través de redes sociales como Facebook, Twitter, Youtube, entre otras, las cuales se encuentran en su mayor apogeo entre los usuarios de internet, y facilitan la interacción de la marca con su público objetivo, a un nivel mucho más personalizado y dinámico que con las técnicas de mercadeo tradicional.

    Una táctica de marketing en redes sociales puede abarcar desde la producción de contenido para un blog o twitter, hasta el despliegue de muchas actividades que integren varias redes social, videos en youtube y blogs, lo importante es saber adaptarlas a las necesidades de cada empresa, de manera que mejorare su imagen y posicionamiento de marca, divulgue información rápidamente, sea más popular, pueda recolectar información estratégica sobre sus clientes, entre otros beneficios.

Beneficios

1 Imagen de marca: La popularidad e imagen de marca se beneficia ampliamente ante los clientes pues la empresa se siente más cercana.

2 Mayor cantidad de visitas: Una táctica de maketing en redes sociales bien orientada aumenta la visibilidad de la marca y el número de visitas hacia su página web.

3 Alto índice de conversión: Una marca que interactúa con el usuario y logra hacerlo sentir cercano e importante, concreta más fácilmente nuevos negocios.

4 Alcance: El uso de redes sociales se populariza cada vez más, por lo cual este medio es una manera importante de impactar una gran cantidad de personas.

5 Difusión: El Marketing en redes sociales constituyen una de las maneras más rápidas y económicas de difundir algún tipo de información.

6 Recopilación de datos: Contar con una táctica en redes sociales es una excelente manera de recopilar información acerca del público objetivo de la marca.
¿Qué hacemos?

Análisis del mercado y la competencia.

Analizar las tendencias del mercado y las tácticas empleadas por otras marcas nos permitirá generar actividades acordes a las necesidades de la empresa.

Concretar objetivos

Como toda acción de mercadeo, se deben establecer objetivos realistas y concretos que se conviertan en la principal guía a la hora de diseñar una táctica.

Elección de la plataforma

Se analizan las características de las diferentes redes sociales y plataformas existentes y se eligen las más adecuadas a los objetivos e imagen de la marca.

Diseño de la táctica

Según el análisis previo, se establecen, las acciones a seguir, el contenido que se desea publicar, y el tipo de interacción que se establecerá con los usuarios.

Implementación

Se crean perfiles en las diferentes plataformas elegidas, y en compañía del cliente se realiza la producción del contenido que será publicado posteriormente.

Seguimiento

El marketing en redes sociales está centrado en la interacción, por esto es necesario un trabajo constante de, actualización y producción de contenido.
Las 6 Redes Sociales con mayores ventajas para Empresas

    Las Redes Sociales son la clave para las empresas que tienen la esperanza de fortalecer sus relaciones con los clientes de una forma atractiva. Pero hay tantas plataformas sociales que puede resultar tedioso y abrumador mantener la presencia en cada una. La  mejor alternativa es estar y participar activamente en las Redes Sociales que puedan ayudar más a tu empresa. ¿Y cuáles son las mejores? A continuación os dejamos una lista indicando las seis mejores en las que las empresas deberían estar para mejorar su participación en el mercado. 
1.     Facebook
Facebook es la mejor red social para empresas, veamos por qué: 

Audiencia: Facebook cuenta con más 1.200 millones de usuarios activos, mujeres y hombres en proporciones similares, además no sólo se llega a generaciones jóvenes sino también a audiencias mayores 35-54 de los cuales 67% tienen ingresos desde 18.000€ – 55.000€.

Sirve para:

 - Generar relaciones más dinámicas con los clientes, actualizaciones detalladas y pueden utilizar sus perfiles como extensiones de sus websites. 

- Construir una marca con la comunidad de Facebook, utilizando diversas aplicaciones.

 - Monitorear la actividad de la página de la empresa, gracias a Facebook Insights, para obtener respuesta sobre qué contenidos tienen mejor recepción (likes y comentarios).

 - Facilidad y amplitud para hacer networking. 

2.   LinkedIn
 



LinkedIn es una red profesional que posibilita la búsqueda de nuevos clientes y profesionales y facilita las relaciones con marcas influyentes para la empresa.

Audiencia: LinkedIn cuenta ya con más de 135 millones de usuarios activos, de los que el 59% son hombres y un 41% son mujeres.

La mayoría de su audiencia se encuentra entre los 25-34 años, seguido de los que están entre los 35-54 años, encontrándose España entre los 15 países que más utilizan esta red.

Sirve para:
- Buscar nuevos clientes y facilitar las relaciones con marcas influyentes para la empresa.
- Crear círculos de contactos donde integrar profesionales cualificados y expertos del sector.
- Dar a conocer la empresa y obtener información relevante para ella a través de preguntas a distintos grupos que pueden crearse.

3.   Google+




G+ funciona de manera similar a Facebook, permitiendo que las marcas interactúen dinámicamente con los usuarios, pero esta plataforma permite dirgir el contenido a usuarios específicos, dándoles mayor relevancia a los mensajes.

Audiencia: G+ es relativamente nueva, la mayoría de los usuarios son hombres (63%), comparados con las mujeres (37%).

La audiencia es bastante menor que las del resto de redes sociales, la mayoría están entre los 18-34 años.

Sirve para:
- Hacer negocios con consumidores jóvenes, usuarios iniciales.
- Crear interacciones sociales dirigidas via círculos.

4.   Twitter 


Esta red cuenta ya con más de 500 millones de usuarios activos, y es excelente para generar conversaciones entre marcas y seguidores en tan sólo 140 caracteres.

Audiencia: La mayoría de los usuarios de Twitter son mujeres (62%), hombres (38%).

El 71% de usuarios oscilan entre los 25 y 54 años y el 63% de usuarios ganan 18.000€ – 55.000€.

Sirve para:

 - Compañías que no cuentan con mucho tiempo pero desean estar conectadas.
 - Averiguar lo que se está hablando de la marca, permitiendo dar respuesta directa a dudas de clientes, críticas, así como promocionar productos, brindar servicio al consumidor, investigación de mercado, etc.

5.    Pinterest




Es una pizarra virtual que permite a los usuarios “colgar” fotos, enlaces, etc., y organizarlos. 

Otros usuarios pueden hacer like, comentar y compartirlos.

Audiencia: La popularidad de este sitio ha explotado, recibiendo sólo en una semana de Diciembre 11 millones de visitas, cuarenta veces más del número de visitas recibidas seis meses antes.

La mayoría de usuarios son mujeres (83%) y el 70% de usuarios ganan 18.000€ – 55.000€. 

Sirve para: 

- Ganar exposición para los productos, particularmente aquellos productos cuyos diseños sean creativos, ya que cada post requiere una foto.

 - Negocios con mercancía visual que permite a los usuarios comprometerse con la marca e industria. 

6.   YouTube
Gracias a los tutoriales y video blogs, esta plataforma para compartir vídeos se ha convertido en pieza clave para atraer consumidores.

Audiencia: Este sitio cuenta con proporciones similares de mujeres y hombres, pero se segmenta más por edad 45-54 (30%), 35-44 (22%) y 25-34 (18%).

Sirve para:

 - Negocios cuyos productos pueden promocionarse de mejor manera a través de tutoriales y demostraciones.

 - Marcas que puedan producir y beneficiarse de videos de calidad.

Con este resumen esperamos haber aportado información para mejorar los conceptos de estos puntos importantes de la asignatura de Economía en la Empresa de 2º de Bachillerato.

Fuentes:
Economía de la Empresa de 2º Bachillerato. MacGrawHill
Rafael Orduz
             Aldea Online
Inmaculada Pérez Amorós. 
Publicar un comentario