viernes, 11 de noviembre de 2016

"Los Factores productivos, el Valor añadido y la Función de producción".


                                                   
     Hoy, como parte de ejercicio de las TIC,s en el aula, para el alumnado de 1º de Bachillerato de Economía del I.E.S. Levante, vamos  a hablar sobre unos temas importantes no sólo en nuestra asignatura  de Economía, también es de principal importancia en la Empresa, como son  Los Factores productivos, el Valor añadido y la Función de producción. 

      No sólo la definiremos sino que, además, aportaremos información que nos ayude a conocer mejor estos conceptos tan importantes. 


Los factores de la producción

                                    


  Los economistas coinciden en señalar que los diversos tipos de producción requieren la presencia de tres factores: la tierra, el trabajo y el capital. Los dos primeros son factores originales, y el tercero —el capital— se denomina factor derivado, ya que procede de los otros dos.

La tierra...
                                               

    Representa todos los recursos del suelo y del subsuelo. Este factor de producción es inmóvil y limitado y presenta problemas de agotamiento(la actitud de los países productores de petróleo con respecto a los consumidores está condicionada por el hecho de que sus recursos no son indefinidos).

    Por lo tanto, la tierra, es el recurso económico que abarca los recursos naturales que se encuentran dentro de la economía de una nación. Este recurso incluye la madera, la tierra, la pesca, las granjas y otros recursos naturales similares. La tierra es, por lo general, un recurso limitado para muchas economías. A pesar de que algunos recursos naturales, como la madera, los alimentos y los animales, son renovables, la tierra física suele ser un recurso fijo. Las naciones deben utilizar sus recursos de tierra cuidadosamente, creando una mezcla de usos naturales e industriales. El uso de la tierra para fines industriales les permite a los países mejorar los procesos de producción para convertir los recursos naturales en bienes de consumo.


El trabajo —segundo factor original de la producción-se presenta bajo formas muy diversas:
                                                        


Trabajo manual y actividades administrativas, de investigación y de organización. La remuneración del trabajo reviste dos formas: el salario y el beneficio. Este último remuneraba actividad de la empresa, en la que opera una combinación de los factores de producción.

    En las economías avanzadas, el progreso técnico (especialmente la automatización) ha provocado una evolución constante de las condiciones de trabajo. Paralelamente a este incremento de la tecnología y de la capacidad en aumento del hombre para realizar tareas nuevas y más complejas, se advierte un desarrollo de la masa de asalariados y una regresión de la cantidad de empresarios y de trabajadores autónomos (tanto en cifras relativas como absolutas). Algunos autores (especialmente el norteamericano John Kenneth Galbraith, piensan que en las sociedades modernas el trabajo servil y para "ganarse el pan" no deja de perder terreno en favor del trabajo considerado como centro de interés y medio de expansión.


El capital —factor derivado— ha condicionado el curso de la revolución industrial.
                                                    
 

   El proceso de acumulación del capital ha facilitado el paso de la sociedad medieval a la economía moderna (cuya importancia la establece el factor capital resultante de la introducción de invenciones por parte de algunos fabricantes). La corriente de innovaciones se expresa, ante todo, por el paso de la herramienta a la máquina.



El capital debe ser considerado bajo tres aspectos: Técnico, financiero y jurídico. 

En el plano técnico, el capital es el conjunto de bienes que, en vez de ser consumidos directamente, sirven para aumentar la producción de otros bienes. 

En el plano financiero, el capital es la suma necesaria para la compra de factores originales de producción. 

En sentido jurídico, el capital está constituido por los derechos relativos a los bienes que representan los medios técnicos de producción.
                                                 


  Esta concepción es frecuentemente criticada. Cada vez más, los recursos del suelo y del subsuelo, reunidos en el factor "tierra", dejan de ser aislados y quedan incluidos en el capital, en el que constituyen el apartado "capitales naturales". Esta designación parece ajustarse más a la situación actual, en la que las materias primas y las fuentes de energía se convierten en el centro de las preocupaciones y la codicia de los representantes del capital financiero.


El valor añadido o agregado.
                                   
       
      La idea de valor agregado se emplea en el terreno de la contabilidad, de las finanzas y de la economía. Una de las acepciones del concepto refiere al valor económico que gana un bien cuando es modificado en el marco del proceso productivo



    Esto quiere decir que, en un contexto, el valor agregado es el valor económico que el proceso de producción le suma a un bien. Supongamos que una mesa de madera de pino natural, sin ningún tratamiento, tiene un precio de venta de 200 euros. Si a dicha mesa se le aplica un producto antibacteriano y se la barniza, su precio de venta pasa a ser de 280 euros. El valor agregado por este proceso, por lo tanto, es de 80 euros.

  Más allá de este ejemplo simple, la tecnología y los procesos industriales suelen ser las herramientas que añaden más valor a un bien. Por eso, para la economía de un país, lo ideal es que existan industrias avanzadas capaces de transformar las materias primas para generar más valor agregado. Si una nación sólo vende materias primas, creará un valor reducido.
                                                 

     Para la contabilidad, el valor agregado es la diferencia que existe entre el costo de producción y el precio de mercado. Un fabricante automotriz gasta 15.000 euros para producir un vehículo que luego, en el mercado, vende a 32.000. El valor agregado para la empresa es de 17.000 euros por automóvil. Hay que tener en cuenta que estos ejemplos son solo teóricos, ya que existen otros factores que inciden en los precios (como los impuestos, por ejemplo).

       El Impuesto al Valor Añadido (conocido por la sigla IVA) es un tributo que se aplica al consumo: el comprador lo abona al adquirir un producto. Se trata de un impuesto indirecto ya que no lo paga el comprador al fisco, sino que es el vendedor quien recibe el dinero del comprador y luego debe abonarlo al Estado.


La función de producción.
                           
     La función de producción es la relación entre el producto físico y los insumos físicos. Esta relación establece la máxima cantidad de producto que puede obtenerse con cada combinación posible de insumos, dada una tecnología o técnicas de producción. Esta relación es usualmente expresada mediante una fórmula matemática.


       Más formalmente, la función de producción se define como la envolvente del conjunto posible de combinaciones de insumos técnicamente eficientes.

        Si se agrupan los insumos en capital y trabajo, la función de producción se describe por la ecuación:

Q = f (K, L)

donde:

Q es la cantidad de producción por período de tiempo
K es el flujo de servicios del stock capital por período de tiempo
L es el flujo de servicios de los trabajadores por período de tiempo

    Es importante darse cuenta que la función de producción expresa sólo relaciones físicas entre los insumos y el producto, no indica sobre los precios de los insumos o productos.

Varios productos.

       Aunque usualmente se supone que el producto es uno solo, y esta situación se presenta usualmente en la realidad, nada impide que pueda existir una situación con varios productos (outputs).

Expresado en fórmula matemática:

Q1, Q2, Q3,..., Qn = f (I1, I2, I3,..., In )

     Donde P1...Pn son los productos obtenidos por un proceso productivo, e I1...In son los insumos utilizados en la producción. La relación entre el vector de insumos y el vector de productos estará determinada por la función de producción.

       Usualmente se supone que el producto obtenido es uno solo, en este caso la relación se puede expresar como:

Q = f (I1, I2,..., In)
                                                     
De una manera más coloquial...

      La producción se puede definir como cualquier utilización de recursos que permita transformar uno o más bienes en otro(s) diferente(s). Los bienes pueden ser diferentes en términos de ciertas características físicas de los mismos, de su ubicación geográfica o de su ubicación temporal. 

 
  Por ejemplo, es producción trasformar leche en queso (distintas características físicas), pero también es producción transportar queso desde Francia hasta Estados Unidos (distinta ubicación geográfica), y también es producción en el sentido amplio que le estamos dando en este artículo, mantener ese queso francés desde el mes de enero hasta el mes de marzo (distinta ubicación temporal).

“El objetivo económico de las naciones, como el de los individuos, es lograr el máximo rendimiento con el mínimo esfuerzo. Todo el progreso económico de la humanidad ha consistido en obtener mayor producción con el mismo trabajo.”
(Henry Hazlitt)
 


Confío haber aportado información y datos para entender mejor estos conceptos tan importantes en Economía como son los Factores productivos, el Valor añadido y la Función de producción.




Fuentes:
Inmaculada Pérez
1º Economía Algaida
Economia48.com

Publicar un comentario