viernes, 7 de noviembre de 2014

De los elementos del proceso productivo, la función de producción y la productividad!!




Hoy, siguiendo con los ejercicios de las TIC,s en el aula, para los alumnos y alumnas  de 1º de Bachillerato de Economía del I.E.S. Saladillo, presentamos este ejercicio que habla sobre la producción y la empresa, y más en concreto de los elementos del proceso productivo, la función de la producción y la productividad.
    Para centrar el tema diremos que, los recursos económicos, son aquellos recursos disponibles para las personas y empresas y que se utilizan para producir productos de valor para el consumidor. Los recursos económicos clásicos son la tierra, el trabajo y el capital. Pero, la iniciativa empresarial también se considera como un recurso económico porque los individuos son los responsables de la creación de empresas y de movilizar los recursos económicos en el entorno empresarial.
     Estos recursos económicos son también conocidos como factores de producción. Los factores de producción describen la función que realiza cada uno de los recursos en el entorno empresarial.
Vamos a definirlos y explicarlos…


Tierra

 

      
La tierra es el recurso económico que abarca los recursos naturales que se encuentran dentro de la economía de una nación. Este recurso incluye la madera, la tierra, la pesca, las granjas y otros recursos naturales similares. La tierra es, por lo general, un recurso limitado para muchas economías. A pesar de que algunos recursos naturales, como la madera, los alimentos y los animales, son renovables, la tierra física suele ser un recurso fijo. Las naciones deben utilizar sus recursos de tierra cuidadosamente, creando una mezcla de usos naturales e industriales. El uso de la tierra para fines industriales les permite a los países mejorar los procesos de producción para convertir los recursos naturales en bienes de consumo.


Trabajo


       
     
  El trabajo representa el capital humano disponible para transformar los recursos brutos o nacionales en bienes de consumo. El capital humano incluye a todos los individuos sanos, capaces de trabajar en la economía de la nación y de prestar diversos servicios a otras personas o empresas. Este factor de producción es un recurso flexible, ya que los trabajadores pueden ser asignados a diferentes áreas de la economía para la producción de bienes de consumo o servicios. El capital humano también se puede mejorar a través de la capacitación o la educación de los trabajadores para completar las funciones técnicas o tareas del negocio cuando trabajan con otros recursos económicos.



Capital


       
     
  El capital tiene dos definiciones económicas como factor de producción. El capital puede representar los recursos monetarios que las empresas utilizan para comprar los recursos naturales, la tierra y otros bienes de capital. Los recursos monetarios fluyen a través de la economía de una nación, a medida que los individuos compran y venden recursos a particulares y empresas. El capital también representa el mayor activo físico que los individuos y las empresas utilizan cuando producen bienes o servicios. Estos activos incluyen los edificios, la maquinaria, el equipo, los vehículos y otros artículos similares. Las personas pueden crear sus propios medios de producción de capital, comprándolos a otro individuo o empresa o alquilándolos por una cantidad específica de tiempo a personas u otras compañías.


La iniciativa empresarial



     La iniciativa empresarial se considera un factor de producción, porque si bien los recursos económicos pueden existir en una economía, puede que no se transformen en bienes de consumo. Los empresarios, por lo general, tienen una idea para crear un bien valioso o servicio y asumir el riesgo que implica la transformación de los recursos económicos en productos de consumo. La iniciativa empresarial también se considera un factor de producción, ya que alguien debe realizar las funciones de gestión de la recolección, la asignación y distribución de los recursos económicos o productos de consumo a particulares y a otras empresas en la economía.

 
El concepto del Valor Añadido.


      
Entendemos por valor añadido el aumento de riqueza generada por la actividad de una empresa en el período considerado, la cual se mide por la diferencia entre el valor de la producción(output) de bienes y servicios y el valor de compra (input)de las adquisiciones exteriores, siendo posteriormente distribuida a los empleados, prestamistas, accionistas, al Estado y a la autofinanciación de la entidad.

      El modo de medir esta magnitud varía según el contexto en el que se aplique; esto es, ámbito fiscal, macroeconómico, empresarial; en cada caso es distinto, incluso en el campo de la contabilidad de la empresa nos encontramos con muy diferentes nociones de la misma.

      En los informes anuales de diferentes tipos de empresas se adoptan expresiones de valor añadido bruto y neto, según se haya incluido las dotaciones del ejercicio para amortizaciones del activo fijo, o no. De valor añadido de las ventas y valor añadido de la producción global, según se obtenga esta magnitud de la comparación de las ventas con los costes de las mismas, o bien, se extraiga de una relación entre los bienes y servicios producidos (estén vendidos o almacenados) con los costes de producción.

La Función de Producción



       En microeconomía, la función de producción es la relación existente entre los factores o insumos utilizados en un proceso productivo (inputs), y el producto obtenido (outputs), dada una cierta tecnología. La función de producción asocia a cada conjunto de insumos (servicios de los factores por período) el máximo nivel de producción por período alcanzable de acuerdo a las posibilidades técnicas.


¿Qué significa producción?



      La producción se puede definir como cualquier utilización de recursos que permita transformar uno o mas bienes en otro(s) diferente(s). Los bienes pueden ser diferentes en términos de ciertas características físicas de los mismos, de su ubicación geográfica o de su ubicación temporal. Por ejemplo, es producción trasformar leche en queso (distintas características físicas), pero también es producción transportar queso desde Francia hasta Estados Unidos (distinta ubicación geográfica), y también es producción en el sentido amplio que le estamos dando en este artículo, mantener ese queso francés desde el mes de enero hasta el mes de marzo (distinta ubicación temporal).
      La producción incluye tanto a bienes como servicios, el término "bien" se refiere a ambos. La producción es una variable flujo, que está medida en relación a un período de tiempo determinado. Así, se debe referir a la producción haciendo referencia a una medida del periodo; por ejemplo, la producción de kilos de queso por año. También, al analizar la función de producción del lado de los insumos, se habla en términos de flujo. Por ejemplo si nos referimos al trabajo, se hace referencia a cierta cantidad de horas de trabajo (no a la cantidad de hombres), el capital se puede medir en horas de servicio de la maquinaria (no en cantidad de máquinas) y la tierra puede medir en hectáreas por año (no en cantidad de hectáreas).
La función de producción representa la máxima cantidad que se puede producir de un bien con unos recursos; por lo tanto es una aplicación que a un vector de recursos le hace corresponder un escalar que representa la cantidad producida. La función de producción de un productor relaciona la cantidad usada de factores de producción con la producción obtenida gracias a ella. El productor puede ser una economía, un sector productivo o una determinada industria.
       La función de producción determina la cantidad que van a producir las empresas, es decir, la cantidad de bienes y servicios que éstas van a ofrecer al mercado.

        En todo proceso productivo las empresas emplean:
Recursos productivos o stock de capital (maquinarias, ordenadores, instalaciones, vehículos, etc.).
Recursos humanos (trabajadores).
        Podemos representar la función de producción mediante la fórmula Y = F (L,K), que nos dice que la producción del país (Y) depende de la cantidad de trabajo (L) y de la cantidad de capital (K).
        La cantidad de trabajo se determina en el mercado de trabajo, mientras que los recursos productivos se consideran fijos en corto plazo.
        Si consideramos estos 2 factores productivos podemos dibujar ya la curva de la función de producción: La pendiente de la curva es positiva pero decreciente: a mayor volumen de trabajo irá aumentando la producción pero en un porcentaje cada vez menor (ley de rendimientos decrecientes).

Por ejemplo: una obra se realizará más rápida con 2 albañiles que con uno, y con 4 que con 2, pero llega un momento en que no aporta nada seguir incorporando operarios.
Una variación en el volumen de empleo (dada una cantidad determinada de recursos productivos) origina un desplazamiento a lo largo de la curva.

       Mientras que las variaciones que se puedan producir puntualmente en el volumen de recursos productivos ocasionan un desplazamiento de la curva: Si aumentan los recursos productivos para un nivel determinado de trabajo, aumentará el nivel de producción: la curva de producción se desplaza hacia arriba. Si disminuyen los recursos productivos la curva de producción se desplaza hacia abajo.


         Los recursos productivos de los que dispone una economía vienen determinados por su nivel de ahorro: A mayor nivel de ahorro, la inversión del país será mayor, lo que aumentará en el largo plazo sus recursos productivos y, por tanto, su nivel de producción.

         En definitiva, el mercado de trabajo determina el nivel de empleo de la economía, y una vez definido éste, la función de producción determinará el volumen de producción (oferta agregada).

La función de producción que hemos analizado se puede complicar si introducimos más factores productivos:
Recursos naturales (N) con los que cuenta el país: minerales, pesca, bosques, energía, etc.
Capital humano (H): nivel de formación y capacitación de la población.
        La función de producción quedaría ahora: Y = f (L, K, N, H), funcionando de manera muy similar a como hemos explicado:
Variación de (L): movimiento a lo largo de la curva.
Variación (K, H, N): desplazamientos de la curva.
La Ley de los rendimientos decrecientes.

        La Ley de los rendimientos decrecientes (también llamados rendimientos marginales decrecientes) es la disminución marginal del incremento del producto o servicio (por unidad) en un proceso productivo conforme se añaden nuevos factores productivos.
La ley de rendimientos decrecientes de los procesos productivos afirma que la adición de un nuevo factor de producción, manteniendo todos los demás constante (ceteris paribus), hará que el rendimiento que añade ese nuevo factor sea menor que el que añadió el anterior. Esta sigue las mismas premisas que las leyes cobre costo marginal  creciente e ingreso marginal  decreciente.


          Por ejemplo, el uso de fertilizantes aumenta la producción de cultivos en las fincas y en los jardines, pero en algún momento, la adición de más fertilizantes mejora el rendimiento en menor medida por unidad de fertilizante, y cantidades excesivas de fertilizantes pueden incluso reducir el rendimiento. Otro tipo común de ejemplo es la adición de más trabajadores a un trabajo, como el montaje de un coche en una fábrica. En algún punto, la adición de más trabajadores causa problemas porque se molestará mientras hacen el trabajo. Aunque el producto marginal de la mano de obra disminuye a medida que la producción aumenta, los rendimientos decrecientes no significan rendimientos negativos hasta que (en este ejemplo) el número de trabajadores es superior a las máquinas disponibles o espacio de trabajo. 
En todos estos procesos, producir una unidad más de producto por unidad de tiempo eventualmente costará cada vez más, debido a que los insumos se utilizan cada vez de forma menos eficaz.

  
LA PRODUCTIVIDAD.


         En el campo de la economía, se entiende por productividad al vínculo que existe entre lo que se ha producido y los medios que se han empleado para conseguirlo (mano de obra, materiales, energía, etc.). La productividad suele estar asociada a la eficiencia y al tiempo: 
cuanto menos tiempo se invierta en lograr el resultado anhelado, mayor será el carácter productivo del sistema.


         Para hallar la productividad de un determinado aspecto, se hace uso de la siguiente fórmula:
Productividad = (Productos o Servicios Producidos) / (Recursos Utilizados)

          Hoy en día se habla mucho de productividad, quizás porque en España es baja respecto a nuestros competidores directos. Y todo ello pese a ser uno de los países que trabaja más horas. Pero claro, más horas en el trabajo no significan mejores números de productividad. Actividad y productividad no suelen ir de la mano en este aspecto.


        Las empresas se muestran preocupadas por establecer parámetros que permitan calcular la productividad de empleados y equipos de trabajo. La productividad de un recurso no es fácil de medir pues su impacto en los resultados no siempre es visible. Si el recurso en cuestión es una persona aún resulta más complejo pues debemos tener en cuenta otros factores difíciles de cuantificar. Para llenar el vacío usualmente se recurre al establecimiento de indicadores que miden la asistencia, puntualidad, actitud en el trabajo y aprovechamiento del tiempo.

Estudios y gráficos de Producto Total, Medio y Marginal


        Como indicábamos antes, las empresas, utilizan factores de producción o insumos, para elaborar productos y ofrecer servicios. Una función de producción describe una relación entre la cantidad de uno o varios insumos, y la cantidad producida, dada una determinada tecnología.
      Cuando una función de producción se expresa con una fórmula matemática, generalmente se trata de modelos o construcciones teóricas, que nos permiten analizar situaciones y extraer conclusiones generales, a pesar de que se trate de una construcción teórica.
Producto Total:  Es simplemente la cantidad de bienes producidos por todos los trabajadores e insumos aplicados a la producción.
Producto Total = Cantidad de Bienes Producidos
Producto Medio:  Se define como la cantidad promedio producida, por cada unidad de un determinado factor. Si este factor es el trabajo, es producto medio es el promedio producido por cada trabajador. Para obtener el producto medio debemos dividir el producto total, por la cantidad utilizada del factor.
Producto Medio = Cantidad de Bienes Producidos / Cantidad del Factor Utilizada
Producto Marginal

 

       El producto marginal se define como el aumento del producto total, cuando se aumenta la cantidad utilizada de un insumo en una unidad.
Producto marginal: Producto total (n)- Producto total (n-1)
La división del trabajo.


       Para finalizar, diremos que una de las causas más importantes de que el factor trabajo haya incrementado notablemente su productividad reside en que distintos trabajadores realizan tareas diferenciadas dentro del proceso productivo. A esto se le conoce como división técnica del trabajo. Un ejemplo, el coche, a la hora de producirlo, es posible que algunos de los trabajadores de la fábrica se especialicen en colocar la carrocería, mientras que otros se concentran en colocar el motor. Esto es más eficiente que si cada trabajador se tuviera que aprender a ocuparse de esas dos responsabilidades a la vez (motor y carrocería). Con esta división se optimiza los resultados de producción. Adam Smith, fue el primero que definió y defendió este modo de actuar.

        Además de la acepción técnica, hay otros modos de considerar la división del trabajo:




División social del trabajo: es el reparto de distintas tareas entre las personas según sea su posición en la estructura social.

División internacional del trabajo: consiste en que algunos países concentren unos bienes y otros se especialicen en otros bienes distintos. Un ejemplo es el turismo. Si España es especialista en servicios turísticos, necesitará que otro país le suministre bienes para otras necesidades, como petróleo para proporcionar energía.

" Esperemos que este post, haya servido para sacar conclusiones  y mejorar los conceptos del referido tema y ahora... a trabajar en equipo".






Fuentes:
Economía de la Empresa.Bachirerato 2 McGraw Hill Editións
Publicar un comentario